Seúl. Corea del Norte afirmó que podría acabar con Manhattan si lanzara una bomba de hidrógeno en un misil balístico desde su país, en una de sus más recientes amenazas contra EU.

Aunque hay muchas razones para creer que el régimen de Kim Jong -un está exagerando sobre sus capacidades técnicas, las amenazas y los alardes casi diarios de Corea del Norte destacan su ira por los esfuerzos de diferentes naciones para frustrar sus ambiciones.

Nuestra bomba de hidrógeno es mucho más grande que la desarrollada por la Unión Soviética informó la RPDC a través de Internet. RPDC es sinónimo de la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

Si esta bomba H se montara en un misil balístico intercontinental y cayera en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, todas las personas allí morirían inmediatamente y la ciudad se quemarían a cenizas , dijo el informe, citando a un científico nuclear llamado Cho Hyong Il.

El 6 de enero, Corea del Norte anunció que probó con éxito una bomba de hidrógeno. Los expertos dicen que parecía ser un artefacto atómico menos potente. Sin embargo, una detonación de una bomba de hidrógeno significaría que Corea del Norte ha dado un gran paso en su capacidad nuclear.

El sitio web es una extraña elección para hacer dicha afirmación, ya que el sitio también muestra informes sobre temas tales como la cría de conejos y mochilas escolares de fabricación nacional.

El nuevo desarrollo de la bomba de hidrógeno de Corea del Norte sobrepasa nuestra imaginación , informa Cho, porque es muchas veces más potente que la que tenía la Unión Soviética.

La bomba H desarrollada por la Unión Soviética en el pasado fue capaz de romper las ventanas de los edificios a 1,000 kilómetros de distancia y el calor era lo suficientemente fuerte como para causar quemaduras de tercer grado a 100 km de distancia , continuó el informe.

Kim ordenó en enero la cuarta prueba nuclear de Corea del Norte y afirmó que se trataba de una bomba de hidrógeno. Pero la mayoría de los expertos son escépticos acerca del anunció, ya que afirman que las ondas sísmicas causadas por la explosión de la supuesta bomba de hidrógeno fueron similares a las producidas por tres pruebas anteriores de Corea del Norte.

Luego, en febrero, Kim supervisó el lanzamiento de un cohete que puso en órbita, una medida ampliamente considerada parte de un programa de largo alcance de misiles balísticos.

Corea del Norte ha hecho avances en su programa intercontinental de misiles balísticos, pero muchos expertos son escépticos sobre la cabeza nuclear miniaturizada , que Kim mostró la semana pasada durante una visita a una planta de armas nucleares.

A medida que la condena internacional crece por los actos del país del Norte que causaron este mes que las Naciones Unidas impusieran las sanciones más duras de los últimos tiempos contra Pyongyang , el régimen de Kim se ha vuelto cada vez más beligerante, lanzando misiles en el mar de Japón y emitiendo casi diario una nueva amenaza o denuncia.

Las sanciones coinciden con los ejercicios anuales de primavera de Estados Unidos y militares de Corea del Sur, algo que Pyongyang considera un ensayo para una invasión.

Los ejercicios en curso son vistos como particularmente antagónicos, porque las fuerzas especiales están practicando ataques de decapitación dirigidos contra los líderes del Norte y la destrucción de las instalaciones nucleares y de misiles de Pyongyang, denuncio el régimen de Kim Jong-un.