El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador proclamó el domingo al exbanquero de derecha Guillermo Lasso ganador, con una diferencia de 4.72% de los votos válidos, del balotaje presidencial de hace una semana que disputó con el economista de izquierda Andrés Arauz.

"Con cinco votos (unanimidad) a favor, se aprueba el reporte de resultados finales y se proclama los resultados numéricos totalizados", expresó el secretario del CNE, Santiago Vallejo, durante una audiencia pública del organismo un día después de que se completará el escrutinio.

El organismo añadió que Lasso, de 65 años y líder del movimiento Creando Oportunidades (Creo), obtuvo unos 4.7 millones de votos (52.36%) y Arauz, de 36 años y delfín del exmandatario socialista Rafael Correa, unos 4.2 millones de sufragios (47.64%).

Arauz, de la coalición izquierdista Unión por la Esperanza (Unes), había triunfado en la primera vuelta presidencial del 7 de febrero con 32.72%, seguido de Lasso (19.74%) y del dirigente indígena de izquierda Yaku Pérez (19.39%), quien denunció un fraude en su contra para marginarlo del balotaje.

"Con total transparencia y respeto absoluto a la voluntad popular de los ciudadanos/as, como #PlenoCNE hacemos la proclamación oficial de los resultados de #SegundaVueltaEc. Le deseo éxitos al futuro Presidente de la República. ¡Cumplimos con el Ecuador!", manifestó el domingo la titular del organismo electoral, Diana Atamaint, por Twitter.

Lasso, quien alcanzó el poder después de dos derrotas en elecciones frente al correísmo, sucederá al impopular Lenín Moreno, exvicepresidente entre 2007 y 2013 y exaliado de Correa, cuyo mandato de cuatro años terminará el 24 de mayo próximo.

Entre sus primeras acciones como nuevo mandatario, Lasso ha dicho que mejorará el plan de vacunación contra el Covid-19 para inocular a 9 millones de personas en sus primeros 100 días de gobierno, como parte de su plan de reactivación de la alicaída economía dolarizada.

Además, ofreció en el primer día de su gobierno enviar a la Asamblea Nacional una reforma tributaria, con la que busca eliminar algunos impuestos y crear incentivos para la inversión nacional y extranjera.