Un incendio en una subestación eléctrica en Puerto Rico dejó a miles de usuarios sin electricidad este jueves, poco después de que la compañía eléctrica informara de un ciberataque DDoS que la empresa no vinculó inmediatamente al fuego.

"Se produjo un incendio en un transformador en la subestación Monacillo", en la municipalidad de San Juan, informó la nueva compañía eléctrica Luma Energy, que comenzó a operar el 1 de junio para mejorar el sistema de transmisión eléctrica en la isla caribeña.

"El fuego provocó apagones significativos en toda la isla", escribió la empresa en su cuenta de Facebook.

Fotografías y videos publicados en las redes sociales mostraban una gran llamarada y una humareda negra sobre la subestación.

Dos horas antes, Luma Energy había informado en un comunicado que sufría un ataque de denegación de servicio (DDoS, en inglés), que produjo 2 millones de visitas por segundo e impidió a los clientes acceder a sus cuentas.

Las autoridades no compartieron información por el momento sobre la cantidad de usuarios sin servicio eléctrico por el apagón o si estudian la hipotética vinculación entre ambos episodios.

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, escribió en Twitter que el apagón dejaba 500.000 afectados y prometió trabajar para que se investigue.

"El fuego en Monacillos, el apagón a más de medio millón de residentes, sectores sin luz desde hace una semana no me parecen eventos aislados", escribió en Twitter, refiriéndose a otros episodios recientes.

"He alertado a las entidades federales de ley y orden para que se investigue cada evento. Le hacen daño al pueblo, ese es el que sufre", prosiguió.

Luma Energy es una firma creada para atender Puerto Rico --un territorio estadounidense en el Caribe-- bajo las empresas matrices ATCO y Quanta Services, ambas líderes en Norteamérica.

rrg