El procurador general de Arizona, Terry Goddard, anunció ayer la creación del primer Equipo de Procesamiento del Crimen Fronterizo, que se enfocará en el combate al crimen en la frontera con México.

El equipo, conformado por entre 10 y 12 investigadores y procuradores, tendrá sede parcial en las oficinas del Centro de Coordinación de Operaciones e Inteligencia (IOCC) del gobierno federal en Tucson.

Goddard precisó que el nuevo equipo se concentrará en delitos cometidos por los cárteles del narcotráfico en torno del contrabando de drogas, lavado de dinero, tráfico de armas y de seres humanos en la frontera sur de Arizona.

El equipo conducirá investigaciones en las operaciones de los cárteles con la meta de presentar a sus principales capos ante la justicia.

La iniciativa, dijo el Procurador, es posible gracias a los 94 millones de dólares recuperados a principios de este año, tras demandar a la compañía de envíos de dinero Western Union.

Western Union acordó pagar esa cantidad para poner fin a demandas legales interpuestas por las autoridades de Arizona, que acusaron a la empresa de permitir ser usada para envíos de dinero a México por narcotraficantes y contrabandistas de indocumentados.

Nos permitirá luchar contra los narcos en la frontera , dijo Goddard.