Mogadiscio. La detonación de un automóvil cargado de explosivos mató a ocho personas e hirió a dos miembros del Parlamento de Somalia en la capital del país, dijeron funcionarios locales, en un ataque que se atribuyó un grupo insurgente islámico.

Ahmed Hassan Maalin, comandante de la policía, informó que el auto estaba estacionado cerca de un hotel en Mogadiscio.

Ocho personas murieron y otras 11 resultaron seriamente lesionadas, indicó Mohamud Abdulahi Wehelie, integrante del Parlamento somalí, quien calificó la explosión como un "ataque cobarde e inhumano".

Al-Shabab, el movimiento de resistencia islámica de Somalia, se responsabilizó del atentado por medio de un mensaje publicado en Twitter y reveló que el blanco era un restaurante frecuentado por funcionarios de alto rango del gobierno, congresistas y personal de inteligencia.

Las fuerzas militares de la Unión Africana que apoyan las acciones del gobierno somalí respaldado por Naciones Unidas han logrado expulsar a al-Shabab de Mogadiscio, pero los insurgentes siguen realizando ataques suicidas y colocando explosivos al lado de carreteras en la capital del país.

Somalia no ha tenido un gobierno central fuerte durante más de 21 años.