Autoridades chilenas anunciaron el fin del estado de emergencia que había estado vigente en el país desde la llegada de la pandemia de Covid-19 ante un descenso en el número de contagios de la mano del masivo y rápido programa de vacunación.

La medida extraordinaria, que expira el 30 de septiembre como aprobó el Congreso, había permitido la aplicación de un toque de queda nocturno y la imposición de cuarentenas en los territorios con mayor incidencia de contagios.

"Durante los últimos tres meses, gracias a la colaboración de la ciudadanía y las políticas públicas adoptadas, la situación sanitaria y el control de la pandemia han evolucionado favorablemente, con una muy significativa reducción de los contagios, casos activos, hospitalizaciones y muertes", dijo el presidente Sebastián Piñera al anunciar la medida.

Con el fin del Estado de Catástrofe, el gobierno anunció también que relajará el programa de restricciones de aforos y permisos de movilidad.

A la fecha, Chile ya ha completado la vacunación en 13.4 millones de sus 19 millones de habitantes, lo que ha impulsado la implantación de un "pase de movilidad" que otorga mayores libertadas a quienes culminaron su esquema.