La Haya. Después de cinco años, el presidente boliviano, Evo Morales, vio desmoronarse las aspiraciones de una salida soberana al océano Pacífico, que se han avivado durante los 12 años que se ha mantenido en el poder, luego que la Corte Internacional de Justicia de La Haya resolviera que “no puede concluir que Chile tenga obligación de negociar” con el vecino país.

Tras 75 minutos de lectura, el presidente de la corte, el juez somalí Abdulqawi Ahmed Yusuf echó por tierra las aspiraciones de Bolivia, al señalar que “la corte observa que Bolivia y Chile tienen una dilatada historia de diálogo, intercambios y negociaciones destinadas a identificar una solución apropiada a la mediterraneidad de Bolivia, tras la guerra del Pacífico y el Tratado de Paz de 1904; la corte, no obstante, no puede concluir, basándose en el material presentado a ella, que Chile tenga obligación de negociar con Bolivia con el fin de llegar a un acuerdo por el que se le conceda a Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico”.

Acto seguido, señaló que, “por consiguiente, la corte no puede a aceptar el resto de los alegados finales presentados por Bolivia, que se basan en la existencia de esta obligación”.

La contundencia del fallo fue decretada por 12 jueces a favor y tres en contra (Patrick Lipton Robinson, Jamaica, Nawaf Salam, Líbano e Yves Daudet, Francia), lo que no dejó espacio a dudas respecto de que Chile no tiene obligación alguna de sentarse a negociar con nuestros vecinos altiplánicos una salida al mar y dejó en una más que incómoda posición al mandatario boliviano, que optó por refugiarse en el párrafo 176 de la sentencia para insistir en que chile se siente a conversar.

Morales reiteró que en la sentencia hay una “invocación” a negociar y para sustentar sus palabras leyó el citado párrafo, señalando que “sin embargo, los hallazgos de esta corte no deben ser entendidos como si impidieran a las partes continuar su diálogo e intercambios en un escrito de buena vecindad para atender los asuntos relativos a la situación de enclaustramiento de Bolivia”.

Morales creó falsas expectativas

El mandatario chileno, reunido con representantes de todos los poderes del Estado, inició su conversación con la prensa señalando que éste “es un gran día para Chile” y advirtió que Morales “le creó falsas expectativas a su propio pueblo”.

Por su parte, Morales estuvo presente durante el fallo en la primera fila.