Washington. El exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg logró el visto bueno para participar en el debate presidencial del Partido Demócrata, que se celebrará el día de hoy en Nevada, y donde compartirá escenario con sus rivales por primera vez en la carrera por la nominación del candidato a la Casa Blanca.

El debate de hoy será el noveno en la contienda para elegir quién se enfrentará al actual presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, en la elección del 3 de noviembre.

Bloomberg, de 78 años, está entrando tarde en la contienda y ha escalado puestos en los sondeos tras emplear parte de su fortuna personal —estimada en 60,000 millones de dólares— en una campaña a escala nacional, gastando cientos de millones de dólares en anuncios de televisión.

Cuando suba al escenario el día de hoy, es probable que sea atacado directamente por sus rivales por su puesta en práctica durante sus años como alcalde de una política policial considerada por muchos como discriminatoria, así como por supuestas prácticas sexistas en su empresa, el grupo de información financiera Bloomberg.

“Hay mucho que hablar con Michael Bloomberg”, dijo el domingo el exvicepresidente y candidato Joe Biden en el programa Meet the Press de la cadena NBC.

Bloomberg contó con el apoyo de 19% de los consultados en una encuesta de NPR/PBS NewsHour/Marist, publicada.

Con ese resultado, cumplió con los requisitos del partido para participar en el debate al recibir un apoyo de 2 dígitos en cuatro encuestas nacionales reconocidas por el partido, dijo su campaña en un comunicado.

Aunque Bloomberg no compite en las cuatro primeras contiendas para la nominación (Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada y Carolina del Sur), espera comenzar a ganar delegados a partir del supermartes del 3 de marzo, cuando votarán 14 estados.

Al menos otros cinco candidatos se han clasificado ya para el debate previo al caucus que celebrará Nevada el 22 de febrero: Biden, los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Amy Klobuchar, y el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg.

Warren y Sanders han acusado a Bloomberg de intentar comprar su nominación, a lo que respondió afirmando que está jugando según las reglas y ofreciendo financiar la campaña demócrata para vencer a Trump, incluso aunque no logre la nominación.

Blanco de ataques.

Es probable que sea cuestionado sobre su apoyo cuando era alcalde de Nueva York a una estrategia policial que afectó de forma desproporcionada a negros y latinos.

Bloomberg está siendo blanco de más críticas a medida que mejoran sus números en los sondeos y se acerca su entrada en la carrera en el supermartes, cuando votarán 14 estados.

Ha dicho que está listo para enfrentar a rivales como Joe Biden, de quien Bloomberg indicó que pronunció “discursos que alguien le escribió” cuando era vicepresidente.

Al día de hoy, Bernie Sanders y Pete Buttigieg son los punteros por haber conseguido buenos resultados en Iowa y New Hampshire.