Orlando. Fuerzas del orden de Estados Unidos informaron que el hombre armado con un fusil de asalto y una pistola que abrió fuego contra más de 300 personas que se encontraban en el interior de un club nocturno de Orlando había prometido lealtad al Estado Islámico antes del ataque.

El tiroteo, que es calificado como el más mortífero de la historia del país, dejó como saldo 50 personas muertas y otras 53 heridas.

En medio de la confusión, el presidente Obama dijo que el FBI estaba investigando el hecho como un acto de terrorismo. El hombre armado disparó una mansalva de balas dentro del club Pulse Orlando, un centro nocturno popular entre los gays, obligando a la gente a tirarse al suelo y salir corriendo por una puerta trasera durante la noche latina del club.

Después de la primera ronda de disparos, la policía refirió que el tirador mantuvo a algunos asistentes como rehenes por cerca de tres horas hasta que los agentes irrumpieron en el interior para rescatar a las personas, matando a tiros al atacante, aunque muchos detalles siguen sin ser aclarados sobre el enfrentamiento y la confrontación final.

Mateen compró legalmente al menos dos armas de fuego en la última semana aproximadamente, según Trevor Vleinor, del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

El atacante se enfrentó a tiros con 14 agentes policiales en el club, en el que había más de 300 personas. El club Pulse difundió en su página de Facebook alrededor de las 2 de la mañana: Todos salgan de Pulse y no paren de correr . Poco antes de las 6 de la mañana, actualizó su texto: Tan pronto como tengamos alguna información, se la haremos llegar. Por favor oren por todos mientras superamos este trágico incidente. Gracias por sus pensamientos y su amor .

Además del fusil de asalto, el atacante también llevaba una especie de dispositivo sospechoso , dijo el jefe policial.

Testigos y otras personas indicaron que el tiroteo terminó en una escena sangrienta. Mientras que muchos esperaron durante gran parte del domingo para obtener información sobre si sus seres queridos estaban entre los muertos del tiroteo, resonaban las preocupaciones sobre los peligros planteados a la comunidad LGBT. Más tarde, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, informó que un hombre fuertemente armado fue detenido mientras se dirigía a un desfile del orgullo gay, mientras que la policía en Washington aumentó la seguridad momentos antes de un festival del orgullo gay en la capital de la nación.

El atacante, identificado como Omar Mateen de 29 años, realizó una llamada al 911 antes del ataque en donde se identificó y declaró su lealtad al líder del Estado Islámico, de acuerdo con funcionarios estadounidenses que pidieron no ser identificados debido a que la investigación está en curso . Mateen, cuya familia es de Afganistán, también citó el bombardeo del maratón de Boston del 2013 durante esa llamada. Los detalles sobre los antecedentes de Mateen empezaron a surgir lentamente el domingo. Al igual que Tamerlan Tsarnaev, el mayor de los dos hermanos que llevaron a cabo el ataque de Boston, Mateen había sido el foco de una investigación del FBI antes de lanzar el ataque.

El agente del FBI, Ron Hopper, dijo que Mateen había sido investigado dos veces por la oficina y que en ambos casos, fue entrevistado antes de la conclusión de las investigaciones. En el 2013, el FBI dijo investigar a Mateen después de haber hecho comentarios incendiarios contra sus compañeros de trabajo, alegando posibles vínculos con los terroristas . Mateen fue entrevistado dos veces y, cuando los investigadores no pudieron verificar los detalles de sus declaraciones, el FBI cerró la investigación, dijo Hopper.

Mateen fue investigado de nuevo en el 2014 por el FBI. Esta vez, por los posibles vínculos con Moner Mohammad Abu Salha, el primer estadounidense en llevar a cabo un ataque suicida en Siria. Al igual que Mateen, Abu Salha vivía en Fort Pierce, Florida.

Determinamos que el contacto fue mínimo y no constituía una relación de fondo o de una amenaza en ese momento , dijo Hopper.

El padre del agresor recordó que su hijo se enfureció recientemente cuando vio a dos hombres besarse en Miami y dijo que esa situación podría estar relacionada con el ataque.

Califica masacre como un acto de intolerancia

Washington. El presidente estadounidense Barack Obama lamentó el domingo el mayor tiroteo masivo en la historia de Estados Unidos, calificándolo como un acto de terrorismo y de intolerancia contra un lugar de solidaridad y empoderamiento para gays y lesbianas.

Llamó a los estadounidenses a decidir si ése es el tipo de país en el que queremos vivir .

Obama agregó que el FBI investiga el tiroteo como un acto de terrorismo y que no se escatimarán esfuerzos para determinar si el atacante identificado por las autoridades como Omar Mateen estaba afiliado con grupos terroristas. Lo que está claro es que él estaba lleno de intolerancia , dijo Obama del atacante.

Dijo que es un día especialmente doloroso para la comunidad gay, lesbiana y transgénero y un sombrío recordatorio de que un ataque contra cualquier estadounidense es un ataque contra todos nosotros , sin importar su raza, religión, etnicidad u orientación sexual.

Las declaraciones de Obama fueron las más recientes de lo que se ha vuelto una rutina trágicamente familiar. Desde que asumió la Presidencia en el 2009, Obama se ha presentado ante las cámaras más de una decena de veces tras tiroteos masivos y escrito declaraciones sobre otros. Luego de masacres, Obama ha viajado para ofrecer condolencias e implorar a la nación trabajar seriamente para frenar la violencia con armas de fuego.