Londres. Las autoridades ecuatorianas afirmaron el lunes que su gobierno todavía estudia la posibilidad de conceder asilo a Julian Assange, quien entró a la Embajada de Ecuador en Londres el 19 de junio con una petición de refugio. El líder izquierdista de Ecuador ha expresado desde hace tiempo simpatía por Assange y su organización. Aquí están los básicos de la bizarra oferta de santuario:

El jefe de Wikileaks quiere evitar su extradición a Suecia para ser interrogado sobre presuntos delitos sexuales.

Assange insiste en que el intento de enviarlo a Suecia es simplemente el primer paso de un plan para llevarlo a Estados Unidos, donde las autoridades lo investigan y a WikiLeaks por sus revelaciones de información clasificada. Muchos expertos legales dicen que no está claro por qué sería más fácil la extradición de Assange de Suecia a EU que a Gran Bretaña.

Assange vive y trabaja más o menos normalmente dentro de una pequeña oficina que también sirve como su dormitorio. Gavin MacFadyen, defensor y director del Centro para el Periodismo de Investigación en la City University de Londres, ha visitado a Assange y aseguró que si bien no es el hotel Hilton , el personal de la Embajada es alegre y se lleva bien con el activista.

La embajadora de Ecuador en Londres, Anna Albán, voló a Quito el 23 de junio para informar personalmente al presidente Rafael Correa sobre el caso; sin embargo, desde entonces Ecuador ha dicho muy poco públicamente sobre el asunto.