Al presidente sirio Bashar Assad se le podría permitir salir del país si esa opción garantiza el fin de la guerra civil en Siria, sugirió el martes el primer ministro británico David Cameron.

En entrevista con la televisora Al Arabiya, Cameron dijo que la comunidad internacional debería considerar cualquier opción "para sacar a ese hombre del país y tener una transición segura en Siria".

"No le estoy ofreciendo un plan de salida a Gran Bretaña, pero si desea irse, podría irse, eso se puede arreglar", dijo Cameron en el segundo día de gira por el Golfo Pérsico y Medio Oriente.

Activistas han denunciado que desde el inicio del levantamiento en Siria en marzo de 2011, más de 36,000 personas han sido asesinadas. El conflicto se encuentra en un estancamiento militar, en donde los rebeldes culpan de falta de armas estratégicas.

"Claro, yo estaría a favor de que él enfrentara la fuerza de la ley y la justicia por lo que ha hecho", dijo Cameron antes de su llegada a Yeda, Arabia Saudita, donde sostendrá pláticas con el rey Abdalá.

En Londres, funcionarios británicos dijeron que Cameron no sugiría que Assad pudiera evadir un enjuiciamiento si se le garantiza una salida de Siria.

Cameron había dicho que el fracaso de las potencias mundiales para frenar los ataques del régimen sirio contra sus opositores era una "mancha terrible" en la reputación de Naciones Unidas, donde Rusia y China han bloqueado los intentos de aprobar sanciones más severas en el Consejo de Seguridad.