El Gobierno argentino anunció este viernes la extensión por tres semanas de medidas restrictivas para la circulación como la suspensión de clases, en busca de limitar la expansión de la feroz segunda ola de Covid-19 que sacude al país.

Argentina registraba hasta el jueves 2 millones 954,943 casos Covid-19, con un total de 63,508 muertes desde el comienzo de la pandemia.

"La situación epidemiológica en el área metropolitana de Buenos Aires es crítica y tenemos otras zonas con alta tensión sanitaria", dijo el presidente de centroizquierda Alberto Fernández en un mensaje grabado para los medios.

Debemos hacer un nuevo esfuerzo para bajar la circulación, disminuir los contagios y descomprimir así lo más que se pueda nuestro sistema de salud", añadió.

A meses de los comicios de medio término de octubre, Fernández enfrenta amplias críticas por la estricta cuarentena que aplicó en 2020 y por el lento avance de la vacunación contra el Covid-19.

Tras un año sin clases presenciales, el Gobierno nacional también ha recibido reclamos por una nueva suspensión que afecta a los niños y que disparó una tensa disputa con las autoridades de la ciudad de Buenos Aires.