AT&T Inc, Wells Fargo & Co y Boeing Co lideraron las firmas que prometieron el miércoles aumentos salariales a sus empleados o más inversión en capacitación luego de la mayor revisión al código tributario de Estados Unidos en 30 años.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los republicanos, dio la aprobación final al proyecto de ley de reforma fiscal, que reduce la tasa de impuestos corporativos a un 21% desde el 35% y la envió al presidente Donald Trump para su firma.

Los anuncios de las compañías dieron algo de apoyo a las afirmaciones de Trump y otros republicanos de que la legislación dará lugar a una mayor inversión de las empresas estadounidenses con el dinero que ahorren.

AT&T, la segunda compañía móvil más grande de Estados Unidos, dijo que pagará bonos de 1,000 dólares a más de 200,000 empleados e invertirá 1,000 millones de dólares adicionales en Estados Unidos en el 2018, una vez que se promulgue la ley de reforma tributaria.

Los empleados elegibles para el bono son todos "representados por el sindicato, no gerentes y gerentes de primera línea", dijo AT&T en un comunicado. La compañía tiene un total de más de 250,000 empleados. Los bonos le costarán al menos 200 millones de dólares, pero aún no se conoce el monto exacto.

El proveedor de cable Comcast Corp también dijo que otorgaría bonos de 1,000 dólares a más de 100,000 empleados e invertiría 50,000 millones en los próximos cinco años en su infraestructura.

Wells Fargo & Co hizo un anuncio similar y dijo que aumentará en marzo el salario mínimo por hora a 15 dólares, un 11% más que su mínimo anterior. Asimismo ofrecerá nuevas adjudicaciones de acciones restringidas a 250,000 empleados.

El banco regional Fifth Third Bancorp dijo que elevaría el salario por hora de casi 3,000 de sus empleados a 15 dólares y otorgaría un bono único de 1,000 dólares a más de 13,500 trabajadores, lo que según su presidente ejecutivo fue posible gracias al recorte al impuesto corporativo.

La compañía aeroespacial Boeing Co también anunció el miércoles que invertiría 300 millones de dólares en capacitación laboral y mejoras en las instalaciones para sus empleados, al tiempo que su presidente ejecutivo alabó la legislación de reforma fiscal.