¿Cuál es su fecha de nacimiento? Ésa es la única pregunta que usted deberá responder si quiere adquirir alguno de estos fondos de inversión. Su propuesta es simple: usted indica en qué década nació o el año en que necesitará retirar su dinero y la institución se encargará de hacer las inversiones por usted. Se trata de los fondos de inversión ciclo de vida.

La característica de estas sociedades de inversión es que modifican gradualmente su estrategia para ajustarse a las necesidades del inversionista en cada etapa de su vida.

Bernardo Melgoza, subdirector de Productos, Servicios e Inversiones de Sura, explicó que mientras más joven es la persona o más tiempo falta para que quiera retirar su dinero, más arriesgada puede ser la estrategia.

Es decir, puede destinar un mayor porcentaje de sus recursos a instrumentos con mayor riesgo, como las acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.

Esto se debe a que las personas de menor edad tienen la posibilidad de resistir los vaivenes de los mercados. Si su inversión pierde valor hoy, tendrá tiempo suficiente para poder recuperarse.

Por el contrario, cuando el inversionista se encuentra más próximo a la fecha en que va a retirar sus recursos, el fondo adopta una estrategia más conservadora.

Erick Vega Ruiz, director de inversiones de Asset Management de HSBC, detalló que en este caso el fondo se deshace de los instrumentos riesgosos y compra en mayor proporción los instrumentos que considera más seguros. Los especialistas recomiendan adquirir estos fondos con el objetivo de conformar un ahorro para el retiro, aunque pueden utilizarse para generar recursos para otros propósitos de largo plazo (más de cinco años), como la educación de sus hijos.

¿Cómo funcionan?

Usted elige el fondo de inversión según la década en que nació. Por ejemplo, los fondos de HSBC llevan por nombres: HSBC80 (para quienes nacieron de 1980 a 1089), HSBC70, HSBC60, HSBC50, HSBC40 y jubilados.

En el caso de Sura, otra empresa que también ofrece fondos ciclo de vida, los productos tiene los siguientes nombres: SUR2050, SUR2042, SUR2034, SUR2026, SUR2018 y SUR2013.

Pero, a diferencia de los que ofrece HSBC, el nombre de estos últimos fondos no se refiere a la década en que nació la persona, sino a la fecha en que se quiere retirar el dinero.

Hoy, el fondo SUR2042 invierte 60% de sus recursos en renta variable (acciones) y el resto en instrumentos de menor riesgo. Ocho años después invertirá 50% en acciones, posteriormente invertirá 35% y así hasta que, cuando llegue el 2045, prácticamente estará invertido 100% en instrumentos de bajo riesgo , dijo Bernardo Melgoza, de Sura.

A decir de los especialistas, cada ocho o 10 años (según la institución), el fondo modifica las proporciones que los fondos destinan a cada instrumento y adoptan gradualmente un perfil más conservador conforme la persona apaga más velitas en el pastel.

¿Quiénes los ofrecen?

Además de HSBC y Sura, hay otras instituciones como Principal o Banamex que también tienen productos similares.

Sin embargo, los de Banamex sólo pueden ser contratados por personas morales, es decir, empresas que quieren ofrecer a sus trabajadores un plan de ahorro para el retiro como parte de sus prestaciones.

¿A partir de cuánto dinero puedo invertir?

El monto mínimo puede ir desde 1,000 pesos en instituciones como HSBC, hasta 50,000 pesos en Sura.

Principal abre contratos a partir de 500 pesos mensuales cuando hay un plan de ahorro en el tiempo o desde 10,000 pesos cuando la persona no se compromete a hacer aportaciones adicionales, dijo Mikhail Mora, director de Producto de Principal Fondos de Inversión.

Consideraciones antes de adquirir fondos

  • Antes de invertir en fondos de inversión, es importante que conozca lo siguiente:
  • Pregunte cuál es la cantidad inicial que necesita para comenzar. En algunas instituciones, el monto puede ser menor si existe un plan de ahorro a futuro.
  • Objetivo del ahorro. Eso le ayudará a no retirar el dinero antes de tiempo.
  • Frecuencia con la que requiere disponer de su dinero (liquidez). Si el propósito de su inversión es el retiro, lo recomendable es dejar que su inversión madure y no hacer disposiciones anticipadas, ya que eso puede poner en riesgo el rendimiento esperado.
  • Infórmese sobre el grado de riesgo de la inversión que hará.
  • Conozca los rendimientos que ha tenido la inversión hasta el momento y compárelos con otras alternativas. Recuerde que rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros.

ilse.santarita@eleconomista.mx