Recordará que los gastos hormiga son cualquier pequeño gasto que al hacerlo tan frecuentemente se convierte en un monto considerable de su presupuesto mensual, por lo que es importante eliminarlos. Por lo general, al preguntarse si lo tiene sólo piensa en el café, cigarros o gastos de este tipo, pero ¿qué hay de lo que gasta en los servicios de telecomunicaciones que tiene contratados? ¿Sabía que pueden ser una fuga de dinero?

Si se deja llevar por la moda, por los servicios integrados (combinaciones de servicios de televisión restringida, telefonía fija e Internet) o incluso por estar al corriente con las más recientes innovaciones tecnológicas, es fácil perder de vista el verdadero uso que le da, o dará, a dichos servicios, y por lo tanto caerá en gastos innecesarios.

Contemple que a la hora de contratar o pagar los servicios de telefonía fija, Internet y televisión restringida también puede ahorrar o pagar de más. Analice qué le conviene más, si tener todos estos servicios contratados con un solo proveedor o con una combinación de éstos. Dicho de otra forma, analice las ofertas de servicios integrados, es decir, combinaciones de los servicios ya mencionados, y la oferta individual de estos servicios, para que tome una mejor decisión en cuanto a qué le conviene más según su consumo y necesidades, y no acabe pagando de más.

Sonia Sánchez-Escuer, especialista en finanzas personales, recomendó que haga un análisis de su comportamiento y de su consumo, ello le ayudará a confirmar que pueda pagar sólo por lo que consume y no por servicios muy completos, pero que tienen cosas innecesarias para usted, lo que hará que termine pagando de más.

Destacó que la contratación de un servicio de telecomunicaciones debe tomarse con cuidado y poniendo mucha atención, ello luego de que a veces se ofrecen bajo condiciones un poco complicadas de entender. Hacer un comparativo de estos servicios es difícil, pues por la manera en la que se ofrecen son un tanto rebuscadas .

Celular, el que le puede generar más gastos hormiga

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) destacó que una fuente muy común de gastos hormiga es contratar un plan de telefonía celular o comprar su celular en prepago, cuando no conoce bien sus hábitos de consumo.

Sonia Sánchez afirmó que un error común es contratar el plan más elite y, después de darnos cuenta de que no necesitamos tanto, vamos bajando de categoría y con ello de costo; sin embargo, ya desembolsó una cantidad considerable innecesariamente. En realidad, lo que debemos hacer es contratar lo que consideramos como básico y si no es lo que necesita puede ir aumentando de paquete.

Es necesario que analice sus necesidades; antes de comprometerse con una compañía debe estudiar cuánto es su consumo usual de tiempo aire, de mensajes SMS y de datos; con base en esto acérquese a la compañía con la que decidió estar y trate de adaptar un plan a estas necesidades.

Cuando compra un celular de prepago, al principio puede considerar que no lo va a usar tanto o le servirá para controlar sus gastos al tener que hacer recargas para utilizar su celular; sin embargo, ese uso continuo de recargas le puede hacer gastar cantidades fuertes de dinero, especialmente si las recargas las hace de poco a poco.

La Profeco destacó que otra fuga de dinero importante es el uso de Internet en el celular, ya que el gasto de sus megas puede aumentar no solamente por el uso directo que les dé, sino porque muchas aplicaciones permanecen funcionando sin que se dé cuenta y consumen datos, lo que puede hacer que le rindan menos sus megas contratados o su recarga. Ponga mucha atención a la forma en que la compañía de telefonía celular contabiliza el uso de sus datos para que evite sorpresas desagradables.

Para evitar gastar contratando un plan que no necesita, puede utilizar el comparador que hace poco el Instituto Federal de Telecomunicaciones puso a su disposición en su portal.

Pagos por evento, un gasto más

Otra fuente de gastos hormiga ocurre a la hora de contratar un servicio de televisión de paga. La Profeco destacó que el caso clásico es cuando se deja llevar por la cantidad de canales que ofrece el paquete, cuando de antemano sabe que únicamente verá unos pocos, y si a la contratación de estos paquetes le suma los pagos por evento .

El hecho de que hoy pueda disfrutar ver la película de estreno por televisión de paga sin desembolsar dinero , inconscientemente sugiere a su cerebro que es gratis y que no genera compromiso, es todo lo contrario: de alguna manera está comprometiendo sus ingresos del futuro sin control, y entonces cuando llega el recibo se va de espaldas por todos esos gastitos; puede ser que parezcan insignificantes, pero a la larga llegan a ser una cantidad considerable que si analiza con calma puede ahorrar o destinar a otros rubros.

Una forma de reducir los gastos en este servicio es analizar su consumo de televisión y contratar un servicio que se ajuste a sus preferencias y a su capacidad de pago.

Internet y streaming pueden desbalancear sus finanzas

Berenice Naranjo, vocera del Instituto de Finanzas Personales, destacó que con todas las plataformas tecnológicas y los servicios de telecomunicaciones que se ofrecen es difícil no sucumbir ante las ofertas que están al alcance de un solo clic: estrenos de películas, juegos en línea, etcétera; sin duda alguna son una amplia gama de productos, aplicaciones y servicios que en teoría representan un gasto menor, nada que altere sus finanzas; y justamente, ahí es donde puede impactar su cartera.

Cada vez es más común encontrar servicios de reproducción de películas y música en Internet por medio del llamado streaming, ya sea por evento o por renta. La Profeco afirmó que estos servicios, además de ser muy atractivos debido a sus bajos precios y un amplio catálogo de música y películas, suelen ser una fuente de gastos hormiga que puede impactar su bolsillo significativamente.

Estos servicios se contratan a través de tarjetas de crédito o débito y funcionan por medio de cobros en automáticos; es decir, al contratar un servicio de películas online los cargos llegarán periódicamente a su tarjeta, por lo que si no tiene cuidado, puede gastar de forma continua por un servicio que utiliza poco.

La Profeco recomendó que evite dejarse llevar por la moda de contratar servicios que realmente utilizará poco, o bien, que la alternativa gratuita le da casi el mismo servicio que la versión de paga, como sucede en muchos servicios de música en streaming. Revise las condiciones de cobro de los servicios que contratará, así como la duración de la prestación del servicio; es decir, cuánto tiempo le van a cobrar, y cuáles son las condiciones para cancelar el servicio , dijo.

No malgaste su dinero

Sonia Sánchez recordó que la mejor manera de eliminar cualquier tipo de gasto hormiga es llevar un registro. Anote en una hoja de papel lo que gaste; ésta es la única manera de hacerse consciente de sus gastos. El poco dinero que gasta, si lo hace constantemente, se convierte en un gran desembolso.

El secreto está en no sucumbir ante las tentaciones de su impaciencia, ante la frustración que genera no tener de inmediato lo que desea; tómelo con calma, piense que esa impaciencia tiene un costo y que a la larga puede ser un número que impacte en sus bolsillos.

Berenice Naranjo afirmó que la clave del éxito siempre será hacer un consumo responsable y apegarse a su presupuesto. En la medida de lo posible sea estricto y ordenado; no hay que autoflagelarse, busque el equilibrio y cuide sus bolsillos.

Si es usuario de las nuevas tecnologías, utilice las apps para smartphone y tableta que le pueden ayudar a llevar un control preciso de sus gastos de una forma simple, clara y precisa, para evitar incurrir en gastos hormiga.

Fumigue la plaga de gastar de más

Para que en vez de que sus servicios de telecomunicaciones se conviertan en uno de los principales motivos por los que sus finanzas no se estabilizan especialistas le informan que hacer:

  • Deténgase a pensar si es necesario o sólo es por gusto, si tiene otras alternativas, cuánto le cuestan y analice las opciones.
  • Ahora las compañías pueden cobrarle la llamada por segundo. Revise las tarifas que poseen y elija la que más se ajuste a sus necesidades.
  • A donde vaya, pregunte si puede conectarse a su wifi; de esta manera evitará consumir sus datos de forma innecesaria.
  • Piense y analice su patrón de consumo; es decir, en qué está gastando y por qué.
  • Para que sus servicios de telecomunicaciones no sean el motivo por el que sus finanzas no se estabilizan, especialistas aconsejan:
  • Si se la pasó pidiendo servicios de pago por evento, piense en alguna alternativa de compartir gastos con amigos y familiares para entre todos cooperar y que no sólo una persona cargue con el gasto.
  • Haga la cuenta de cuánto realmente ocupa el celular, tanto para hablar como para mensajear, antes de contratar un plan o comprar un equipo. También es importante que analice cuánto utiliza Internet desde su celular.
  • Existen muchas aplicaciones disponibles, novedosas y de moda. Antes de comprar, visualice qué tan funcional o entretenido puede llegar a ser; revise si no existe una versión gratuita.
  • Si tiene contratados paquetes o canales extras de televisión que no usa, limítese a los que realmente disfruta o necesita. Revise si un paquete más económico se ajusta a sus necesidades.
  • Identifique los números de celular que le generan mayor gasto. Existen modalidades que permiten llamarlos más barato o gratis. Si éstos no pertenecen a su operador, replantee un cambio de plan o de compañía.
  • Para alejar a quienes le roben Internet, cambie la contraseña; así evitará que averigüen su contraseña y que su servicio no se vuelva lento, utilizando realmente lo que paga.
  • Ahorre con mensajes cortos SMS en lugar de las llamadas cortas, o por aplicaciones que por medio de Internet le permiten el envío de mensajes o archivos multimedia. Considere que implica el consumo de sus datos cuando no está conectado a una red Wi-Fi.
  • Guarde su contraseña de la red wifi. De esta forma, la siguiente vez que su teléfono celular o equipo portátil encuentre dicha red se conectará en automático.
  • Evite usar sus megas de forma descontrolada; es decir, utilícelos únicamente cuando no haya wifi disponible donde esté.
  • Impóngase un límite de gasto y evite sobrepasarlo.

[email protected]