Contratar un seguro de vida es tan importante como contar con otro tipo de pólizas, lo mejor es contratarlo a partir de los 30 años, porque es cuando generalmente se tienen más cargas familiares y económicas, señala la aseguradora GNP Seguros.

A través de su blog, la compañía indica que de acuerdo con la mayoría de los expertos la mejor edad para contratar una póliza de vida es después de los 30, ya que es la edad en que muchos empiezan a formar una familia y tienen más responsabilidades financieras.

Destaca que este tipo de seguro está pensado para mantener la tranquilidad de los seres queridos y es recomendable contratarlo si se tiene un préstamo hipotecario, algún negocio propio, gastos fijos importantes, deudas o créditos que recaerán directamente en la familia en caso de que lleguemos a faltar.

Contratar este tipo de póliza es tan importante ya que permitirá proteger a los seres queridos y dejarlos cubiertos económicamente.

finanzaspersonales@eleconomista.mx