Al 28 de junio del 2019, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha identificado 2,262 cuentas de correo apócrifas, mediante las cuales se intenta engañar a los contribuyentes en nombre del SAT.

El organismo fiscalizador también ha reconocido 13 sitios web falsos con los cuales se intenta suplantar al SAT, a Aduanas o a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como algunas redes sociales apócrifas.

Además, se han identificado mensajes apócrifos de direcciones electrónicas, supuestamente bancarias, que hacen referencia a la situación del contribuyente ante el SAT, los cuales tienen el siguiente remitente: SHCP [email protected]

“¡No te dejes engañar! Protege tu información”, alertó en su portal https://www.gob.mx/sat, en donde difunde la lista con los 2,262 correos apócrifos identificados a la fecha, con el asunto y sus remitentes respectivos.

Explicó que un correo electrónico apócrifo es aquel que, a través de suplantación de identidad intenta obtener información personal o confidencial de la víctima, por ejemplo, usuarios y contraseñas.

El SAT informó que ha identificado el envío de correos electrónicos que no pertenecen a la entidad y que buscan engañar a los contribuyentes para conseguir sus datos personales.

Dichos mensajes pretenden sorprender a los ciudadanos, ya que advierten sobre supuestas irregularidades fiscales o citas, donde solicitan llenar formularios con datos generales, incluso de alguna tarjeta de crédito, para devolverle un aparente saldo a favor o evitar supuestas acciones legales, o para actualizar sus datos.

En algunos casos se pide seguir un enlace o descargar archivos que contienen algún malware o virus informático.

El SAT aclaró que no distribuye software, ni solicita ejecutar, guardar o descargar archivos, ni requiere información personal, claves o contraseñas. Tampoco manda enlaces o vínculos por correo.

El único número de contacto del organismo vía telefónica es el de MarcaSAT: 6272-2728. Precisó que “en los correos que enviamos no nos referimos al contribuyente por su correo electrónico”.

Para evitar ser engañados a través de correos apócrifos, el SAT recomendó a los contribuyentes no acceder a los enlaces de correos electrónicos sospechosos ni proporcionar información confidencial.

En caso de haber abierto o ejecutado archivos que se descarguen de enlaces maliciosos, aconsejó revisar el equipo para evitar el mal uso de tu información, así como eliminar de forma inmediata el correo electrónico apócrifo.