Las tarjetas de créditos son una opción indispensable en caso de alguna emergencia y deben manejarse con cautela ya que muchos la consideran como una extensión de su salario.

En este sentido se debe hacer un buen uso de la misma no sólo para mantener un historial crediticio saludable, sino para contar con ella cuando se requiera.

Uno de los errores más comunes es realizar el pago mínimo de su plástico, que aunque cada situación es diferente para cada tarjetahabiente, todo lleva al mismo camino: la extensión de su deuda y el acumulamiento de intereses.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el pago mínimo depende de cada entidad bancaria y del gasto realizado.

“Mediante él evitas que tu tarjeta de crédito quede inhabilitada, el cobro de intereses moratorios (aunque sí pagarás intereses ordinarios), cargos por falta de pago y afectar tu estatus crediticio”, detalló.

Aunque realizar ese pago cumple con el compromiso que tiene con su banco es importante optar por las otras dos opciones que tiene para saldar: el pago total (el llamado “totalero”) o un pago menor al total (considerando que en su siguiente estado de cuenta ya tendrá intereses), sin embargo de esta forma evita un desbalance en sus finanzas al evitar que su deuda se convierta en una bola de nieve.

“Cada vez que llega el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito, uno de los conceptos que sobresale es el de ‘Pago Mínimo’, el cual muchas veces nos tranquiliza, pues representa una pequeña parte de nuestro adeudo total, pero puede meternos en serios aprietos si no comprendemos su importancia”, destacó la comparadora de servicios financieros Kardmatch.

Además es importante considerar que al realizar dicho pago la mayor parte de éste va para el pago de intereses y no de capital.

“El pago mínimo de la tarjeta de crédito, dependiendo de cada banco, es entre 2 y 5% del saldo total. Esto quiere decir que los tarjetahabientes pagan intereses por el resto del saldo no cubierto y al hacerlo mes a mes la deuda no solo se extenderá, sino que además será mayor”, agregó la Profeco.

La dependencia recordó que además, el costo del crédito a través de tarjetas de crédito no sólo consta de los intereses que se pagan cuando no cubre el total de lo adeudado a fin de cada mes, también debe sumarle una proporción de las cuotas que se pagan por concepto de apertura, anualidad y otras comisiones diversas.

Si se pregunta cómo es que su banco determina la cantidad del pago mínimo que aparece en su estado de cuenta, Kardmatch mencionó que se calcula a través de dos fórmulas que estableció el Banco de México (Banxico).

La primera se basa en su línea de crédito, donde el banco toma 1.25% del total de su línea de crédito y así establece el monto a pagar; en tanto, la segunda consiste en la suma de 1.5% del saldo que le debe al banco, más los intereses correspondientes a este monto con IVA.

Cambio de hábitos

Si los intereses no se han “comido” su cartera, aún está a tiempo de mejorar la relación con su tarjeta de crédito y sus finanzas.

En este sentido, la comparadora Coru recomienda ser “totalero”, por lo que lo ideal es crear la costumbre de liquidar su deuda al mes.

“Si no puedes, paga por lo menos el doble del mínimo, más las compras a meses sin intereses evitará altos intereses, comisiones y recargos”, recomendó.

Además, un paso importante es analizar si la línea de crédito que tiene es la que realmente necesita y sobre todo si puede pagarla, en caso contrario puede solicitar la reducción con su banco, explicó.

En tanto, Kardmatch recomendó que si en algún momento no tiene los recursos para liquidar el saldo total antes de su fecha de pago, puede comunicarse a su banco para pasar una parte de su saldo a pagos fijos con intereses, los cuales, agrega, tienen una tasa menor a la tasa estándar de su plástico y lo obligarán a pagar esta cantidad en un periodo determinado.

Actualmente la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y el Banxico cuentan con herramientas que le permite conocer más sobre el impacto que tienen los intereses y los pagos mínimos.

En el caso de la Condusef, la Calculadora de Pagos Mínimos es una opción con la que podrá conocer el importe del pago mínimo, su saldo pendiente a liquidar y el tiempo que tardaría en liquidar la deuda si sólo paga dicha cantidad.

En el caso del Banxico, el Comparador de Servicios Financieros, como su nombre lo indica le aporta un abanico de opciones en caso de que piense contratar un producto financiero, como por ejemplo una tarjeta de crédito, a partir de ahí tiene la oportunidad de revisar las opciones que tiene así como recomendaciones para llevar un buen uso con su plástico.

La cantidad del pago mínimo que viene en su estado de cuenta no es al azar, ésta se basa en dos fórmulas que el Banco de México estableció para todas las instituciones bancarias del país.

finanzas.personales@eleconomista.mx