Para ayudar a personas que quieran revender boletos de avión que ya no vayan a usar, Raymond Zeitouni y Shantal Jordana crearon Refly.me, una aplicación que permite vender boletos de avión que ya no vaya se vayan a utilizar, y así recuperar así el dinero invertido.

Además, la herramienta permite a los viajeros encontrar vuelos a precios más económicos.

“Aunque cambiar la fecha de un boleto de avión es posible, regularmente es más caro que comprar un boleto nuevo. Para muchos usuarios esto significa perder un vuelo y también el dinero de su boleto, mientras que venderlos a través de redes sociales puede ser lento e inseguro”, refiere la firma en un comunicado.

A través de la aplicación, los vendedores pueden dar de alta sus vuelos disponibles, y los compradores agendar alertas para que se les notifique cuando la ruta de su preferencia esté disponible en la plataforma.

“Refly nace de una necesidad personal por una plataforma de este tipo”, aseguró Zeitouni, director general y fundador de Refly.me.

“Así detectamos la oportunidad y decidimos crear esta startup para romper paradigmas y empoderar a los usuarios con un servicio con el que todos ganan”, añadió.

La aplicación es gratuita y permite a los usuarios ofrecer vuelos sin ningún costo. Cuando los boletos se venden, Refly.me cobra una comisión de 8% al vendedor y de 3% al comprador, dado que la empresa funge como intermediaria entre los usuarios para darle seguridad al proceso y a los pagos.