Apesar de que el artículo aplica para inversiones en deuda como en renta variable, para efectos de éste sólo me enfocaré en la renta variable.

El término diversificar nuestra inversión, en el caso de inversiones en renta variable, significa que debemos repartir nuestro dinero en distintas emisoras sin concentrar gran parte de nuestro patrimonio en una sola compañía.

Para inversionistas que no están muy familiarizados con el comportamiento y valuación de las compañías, se sugiere invertir en fondos o portafolios diversificados que repliquen algún índice.

Por ejemplo, el índice de la Bolsa Mexicana de Valores más conocido es el IPC (Índice de Precios y Cotizaciones), el cual tiene las 35 empresas más representativas del país. Esto no quiere decir que solamente son éstas las que cotizan en la Bolsa Mexicana (pues en realidad sean 143 empresas). La mayoría de los fondos de inversión en México tratan de replicar el IPC por ser el más conocido. Por lo cual, para inversionistas no muy sofisticados es una manera muy fácil de invertir sin preocuparse por la diversificación, pues estos fondos ya lo hacen por ellos.

Sin embargo, a pesar de que al comprar un fondo que replica el IPC está diversificando, lo está haciendo sólo en el mercado mexicano, por lo que se puede considerar que su inversión está concentrada en el comportamiento de la economía nacional y el desempeño de sus empresas. Supongamos que usted invirtió en un fondo que replica al IPC a principios del 2013, hubiera registrado una pérdida en este periodo superior a 8.5 por ciento. ¿Qué habría sucedido si usted hubiera invertido la mitad de su dinero en un fondo que replicara el Eurostoxx, el cual es el índice de las bolsas europeas más conocido, y la otra mitad del dinero en un fondo que replicara el IPC? Tendría ya una ganancia de aproximadamente 5% en lugar de una pérdida de 8.5 por ciento.

Por último, me gustaría hacer otro ejercicio con diversificación mayor. En esta ocasión, si usted hubiera invertido una tercera parte en un fondo que replicara el índice de Standard and Poor’s, el cual es una muestra de las empresas en Estados Unidos, otra tercera parte en el Eurostoxx y finalmente otra tercera parte en el IPC. Su rendimiento en este caso estaría cerca de 13%, por lo que, si invirtió 100 pesos sólo en el IPC, usted perdió 8.5 pesos; si compró la mitad en un fondo europeo y uno del IPC, por la misma cantidad ganó 5 pesos y, finalmente, si compró una tercera parte en cada una de los fondos, usted ganó 13 pesos. Es decir que la diferencia entre haber diversificado en distintas economías le pudo haber generado a usted una diferencia en su rendimiento de 21.5 pesos.

Con esto no quiero decir que la Bolsa mexicana sea una mala inversión -al contrario, en muchas ocasiones el IPC supera significativamente a los otros dos índices-, sino ?que distintas economías tienen comportamientos variados en diferentes momentos y estar concentrado en el comportamiento de las empresas de una sola economía puede llegar a afectar sus rendimientos.

Actualmente, la oferta de fondos de inversión en México incluye portafolios que tratan de replicar índices de todo el mundo, por lo que vale la pena revisar la oferta y consultar a un especialista que le ayude a diversificar su inversión en distintas economías.

El autor es Risk Budgeting VP / Asset Management BBVA Bancomer.