La mayoría de las personas que recibimos un sueldo, por ley, tenemos el derecho de recibir el aguinaldo antes del 21 de diciembre. Debemos ser sabios y prudentes con el uso de este dinero extra que recibimos, fruto del trabajo y esfuerzo de todo un año.

Si bien es cierto que durante estas fechas los gastos se incrementan por la cena de Navidad, el intercambio o las vacaciones, esto no es justificación para no administrar de forma idónea nuestros recursos, evitando llegar al 2013 en números rojos y con la difícil tarea de subir la cuesta de enero.

Antes de empezar a comprar productos innecesarios y gastar todos nuestros recursos en promociones y ofertas, pensemos un poco en el futuro, buscando comenzar el siguiente año con finanzas sanas.

Actualmente, contamos con muchos medios en los cuales podemos incrementar nuestros recursos conociendo el riesgo que podemos tener al invertir.

Existe una gran variedad en el mercado

Una decisión sabia es colocar 20% de nuestro aguinaldo en algún fondo de inversión.

No debemos olvidar que existe una gran variedad en el mercado, los hay de corto, mediano y largo plazo o, por el tipo de activos, existen de deuda, renta variable. Cabe recordar que una diversificación nos permitirá obtener un portafolio óptimo para nuestro dinero.

Antes de tomar la decisión de comprar un determinado fondo de inversión, debemos analizar el tipo de inversionista que somos, además del tiempo en el cual deseamos mantener nuestra inversión.

Las instituciones financieras que ofrecen fondos de inversión tienen la obligación de proporcionar documentos y materiales de apoyo para hacer más sencilla la decisión de invertir, por ello, debemos destinar un tiempo para analizar y conocer toda la información disponible.

Los portafolios de inversión son instrumentos en los cuales obtenemos una gran diversidad y variedad, ya que podemos crear nuestro propio traje a la medida (deuda, bonos, notas estructuradas, renta variable, etcétera).

Más fácil de lo que parece

Crear un portafolio óptimo no es tan complicado si tenemos claro cuáles son todas las opciones con las que se cuenta en el mercado. Invertir en la Bolsa no es tan complicado como muchos dicen, sólo que sí debemos estar conscientes del riesgo que podemos correr, pero sin olvidar que entre mayor riesgo, mayor puede ser el rendimiento. También contamos con métodos para mitigar el riesgo, como la cobertura. No tengamos miedo a invertir.

La adecuada administración del aguinaldo impulsa el crecimiento de su patrimonio y el bienestar familiar, pues además de obtener atractivas ganancias por rendimiento, evita caer en la cuesta de enero. Así que analicemos bien cómo queremos iniciar el siguiente año y tener como propósito en este año invertir en algún fondo. Feliz 2013.

*La autora es Senior Analyst Product and Client Servicing.

[email protected]