Tener una mala educación financiera no sólo genera endeudamiento por concepto de intereses y otras comisiones, también tiene efectos negativos en su bienestar, cuyo impacto puede perdurar en el tiempo, señala la aplicación de finanzas personales; Finerio.

En su blog sobre educación financiera, la startup advierte que las personas que no están allegadas a este tema, desconocen las fuentes tradicionales de crédito con condiciones más favorables y terminan pagando productos y servicios con altas tasas de interés.

Otra consecuencia de la falta de educación financiera, que señala la página, es que la mayoría de los consumidores no realiza la comparación entre los productos y servicios financieros para tomar una decisión responsable.

De igual forma, aquellos que no desconocen datos de este tema, no tienen un balance de su presupuesto mensual, no les alcanza para cubrir sus gastos, rebasan su capacidad de pago y sólo hacen crecer el espiral de deudas.

Advierte que no llevar un registro o control sobre sus gastos, en caso de tener una contingencia económica, se encontrarían imposibilitada a poder enfrentarla.

Finerio explica que a diferencia de aquellos usuarios que cuentan con mayores ingresos, las personas con menor solvencia económica tienen pocos o nulos conocimientos en finanzas y una actitud indiferente en cuanto al ahorro.

“Las personas deben estar conscientes de la importancia de su formación en relación con la administración responsable del dinero, de los factores que pueden afectar sus decisiones y de las consecuencias para su bienestar”, expone.

Explica que otra causa por la cual las personas no tienen tantos conocimientos de cómo manejar sus finanzas es porque tienen prejuicios en relación con este tema.

De igual forma, la escolaridad del usuario y la zona de residencia, si es urbano o rural, se asocia con el nivel de conocimientos en cuestiones financieras.

De acuerdo con el portal, México se ubica dentro de los países con niveles de penetración bajos en los servicios financieros.

[email protected]