Robos hormiga, fraudes, trabajadores deshonestos y hasta peligrosos son algunas de las complicaciones a las que se enfrentan los empresarios al contratar a sus trabajadores. El punto débil, en la mayoría de las ocasiones, se da desde el reclutamiento. Exámenes psicométricos, filtros y hasta el polígrafo no son sistemas que garanticen la buena elección de los recursos humanos. Sin embargo, usted puede mejorar notablemente los procesos de selección de personal con dos sencillas pruebas: la psicografología y la psicometría aplicada.

Datos de la consultoría Deloitte indican que alrededor de 60% de las empresas mexicanas tiene algún tipo de robo, fraude o abuso de confianza al interior.

Es importante tener un enfoque preventivo para combatir los fraudes, porque muchas veces lo que sucede es que a la empresa le resulta fácil mandar a pérdidas y pensar que no es representativo con respecto a sus utilidades. Sin embargo, esa visión, a la larga, lo único que hace es agrandar el problema y podría generar un daño patrimonial , según el documento ¿Fraude en empresas? , de la consultoría.

En México se es más propenso a poner controles cuando el problema ya está al interior de la compañía y, desafortunadamente, muchas organizaciones no lo ven con gusto porque representa un costo. Además, aun cuando ya implantaron un modelo de auditoría interna y controles, las empresas siguen vulnerables a fraudes, robo y abuso de confianza.

Especialistas del ramo comentaron que, en promedio, un robo o fraude puede tardar en detectarse entre seis y 18 meses, además del tiempo e inversión que se tenga que hacer para poder solucionar el problema.

EL PODER DE LA FIRMA

Psicografología

Según Víctor Raúl Piña, grafólogo y analista de rostro, es la ciencia, técnica o arte que permite conocer el carácter y el temperamento de una persona a través de los rasgos gráficos de la escritura. Con eso vemos cuál es el manejo de la personalidad.

La finalidad es medir competencias laborales: capacidad intelectual, estilo de pensamiento, de trabajo y, por supuesto, ver la tendencia a la deshonestidad y cuál es el comportamiento de las personas a través de los rasgos gráficos , comentó.

La certeza de este servicio es de 95% y puede mejorar notablemente las finanzas de las empresas.

Según el especialista, es en la parte intermedia de las empresas donde más fraudes se detectan, es decir, mandos y nivel bajo es donde menos delitos contra una compañía se cometen.

El proceso, comentó Piña, es enviar la muestra grafológica, analizarla y entregar el resultado. En promedio se tardan cinco días en analizar los casos y dar el reporte de las características de personalidad.

Además, vemos el análisis de rostro y de estructura corporal. Todo eso nos permite aumentar el grado de certeza cuando tenemos estos elementos que permiten dar el análisis , destacó.

Después de las pruebas, los hombres demuestran que tienen más este tipo de problemas, pero la mujer tiende a ser más violenta cuando se encuentran perfiles deshonestos.

DEL CEREBRO A LO DIARIO

Psicometría aplicada

Para Miguel Ángel Reyes, presidente de Neurosicometría, empresa especializada en evaluaciones de personal, el problema en México es que las pruebas existentes tienen más de 50 años de haberse establecido y no fueron hechas para el trabajador mexicano. La psicometría parte del conocimiento fisiológico del cerebro y su impacto en la conducta diaria.

Traducimos la funcionalidad cerebral a la conducta diaria. Se apoya en la neurología, la medicina y la psicología , comentó.

Un reactivo se realiza vía Internet y mediante sus resultados se observa qué parte del cerebro reacciona y se reconoce cómo puede actuar esa persona en sus hábitos diarios y definir su probabilidad a la deshonestidad.

El examen de confiabilidad que se realiza por medio de este método puede darle a las empresas de 60 hasta 92% de validez por medio de las pruebas.

Estas pruebas pueden costar desde 300 hasta 1,800 pesos por cada trabajador al que se le aplique.

[email protected]