Si cada fin de quincena o mes sufre por no tiene dinero y debe acudir a algún amigo que le preste dinero o tiene que usar su tarjeta, puede ser que tenga un problema serio con sus finanzas.

A la mayoría de las personas les cuesta administrar su dinero y en ocasiones no se dan cuenta que sus bolsillos no están bien hasta que comienzan a tomar consciencia de ello.

A través de su blog de finanzas, la empresa Credifiel enlistó una serie de señales o referencias a considerar para darnos cuenta de que nuestras finanzas están colapsando y que representan un serio problema para nuestro bienestar y calidad de vida.

En primer lugar destaca no ahorrar en ninguna circunstancia. Ahorrar, aunque sea una pequeña parte de lo que se gana, es un indicador de que es una persona que se prepara ante cualquier eventualidad que pueda presentarse sin aviso.

No tener un colchoncito podría dejarlo en números rojos de un momento a otro; por ello, lo mejor es adoptar el hábito del ahorro, mínimo 10% de nuestro salario.

En segundo lugar, la entidad financiera señala que si se empieza a complicar el pago de servicios básicos, es un foco de que nuestras finanzas no están bien. Si al momento de que llegan los recibos de luz, agua, gas o teléfono, comienza a dejarlos como pendientes y pagarlos para después, es una señal de que nuestras finanzas no son tan sanas y de que quizás, podría estar gastando en cosas no tan importantes.

Si se desconoce a cuánto ascienden sus deudas, también es una advertencia de no saber administrar el dinero. Aun cuando no se sepa con exactitud la cantidad exacta de nuestras deudas, se debe conocer una cifra aproximada entre tarjetas, servicios y gastos.

“No tener presente a cuánto ascienden sus deudas puede estar colapsando sus finanzas personales, lo mejor es llevar un registro de ellas”, asegura en su blog de Internet.

Otra señal de lo mal que está nuestro bolsillo es realizar compras compulsivas. Credifiel expone que antes de gastar en lo que quiera, debe atender aquellos pagos importantes, como el agua, la luz, el Internet y después, si le queda dinero, podrá meditar si ese artículo que tanto quiere vale realmente la pena o sólo representa un gusto pasajero.

Un quinto punto que revela qué tan mal están nuestras finanzas es solamente pagar el mínimo de muestras tarjetas de crédito. Cuando esto ocurre, podemos entrar en un círculo vicioso del que difícilmente podremos salir si no tomamos conciencia del problema pues, para no sufrir, podemos irnos con la idea de que, pagando el mínimo podremos irnos regulando, pero no es así; esto sólo hará que los intereses sigan creciendo.

Otra manera de detectar qué tan mal están nuestras finanzas es si no contamos con un plan para administrar nuestro dinero.

Si es una persona que vive al día y no cuenta con un presupuesto de lo que puede gastar mes con mes, es momento de replantearse en qué estado se encuentran sus finanzas y hacer algo al respecto.

Es importante tener presentes todos los gastos que debe hacer al mes, para que se enfoque en ellos cada vez que reciba su pago y con ello decidir y organizar lo que hará con el dinero que quedará disponible.

[email protected]