La e.firma es un archivo digital que cualquier contribuyente puede obtener y el cual lo identifica para realizar trámites por Internet ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), así como en otras dependencias del gobierno y, ahora, hasta con una institución bancaria.

Esta herramienta se conforma por un archivo electrónico en donde viene encriptada información del causante, como sus huellas digitales y fotografías de su iris y cara. Así, se crea la firma electrónica para que el contribuyente, de manera remota, pueda firmar archivos y agilizar ciertos trámites.

Si bien la e.firma es una gran herramienta para facilitar a los contribuyentes sus trámites, Guillermo Mendieta, presidente de la Comisión de Auditoría Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, refirió que pocos son los causantes que conocen sus beneficios.

“El SAT tiene convenios con otras dependencias, como el IMSS, el Infonavit y otros para que, con la misma base de datos de la autoridad fiscal y el uso de la e.firma, los contribuyentes puedan hacer uso de ella para realizar sus trámites”, indicó.

En este sentido, Katya Arroyo Arriola, administradora general de Servicios al Contribuyente del SAT, indicó que a la fecha el órgano recaudador ha firmado convenios con 120 dependencias del gobierno, entidades federativas y municipios, en donde los contribuyentes pueden hacer uso de la e.firma para diversos trámites, además de haber autorizado hace poco a banco Santander para usarla, siendo el convenio 121 en formar parte de esta red.

“Por ejemplo, si quieres abrir una cuenta en Nafin para el programa de CetesDirecto, tienes que abrir el contrato con la firma electrónica. En el caso del SAT, la e.firma ayuda para declarar, facturar, realizar pagos. En el caso de la Ciudad de México, ahí se desarrolló un proyecto en donde puedes pagar contribuciones locales con la firma. También la utilizan para el control de gestión y la documentación interna”, explicó.

De acuerdo con el listado del SAT, la primera dependencia en firmar un convenio fue la Comisión Nacional del Agua, en noviembre del 2008. Le siguió la Ciudad de México en el 2009 y, en el 2010, firmaron convenios con la Secretaría de Relaciones Exteriores, el IMSS y Aguascalientes.

En el último año se concretaron 20 convenios con diferentes dependencias y entidades, como la PGR, UAM, IPN, Sedesol, municipio de San Luis Potosí, municipio de Aguascalientes, entre otros.

“La colaboración con estas dependencias es que nosotros les ponemos una palomita y, cuando el contribuyente entra e incluye sus archivos encriptados y escribe la contraseña, nosotros validamos que ese certificado esté en nuestras bases de datos y sea la persona que dice ser”, agregó la trabajadora del SAT.

Al cierre del 2018, más de 13 millones de contribuyentes tramitaron su firma electrónica. Si bien no es obligatoria para todos, Katya Arroyo refirió que lo ideal sería que todos los causantes la tuvieran.

Personal e intransferible

Guillermo Mendieta recordó que la e.firma es una herramienta personal e intransferible, por lo que recomendó a los contribuyentes no compartirla con algún tercero, ya que se puede hacer mal uso de ella.

“Siempre tratamos de sensibilizar a los contribuyentes. Tenemos campañas en donde buscamos que la firma electrónica no se la compartan a nadie, ya que es como si dieran un cheque en blanco firmado”, refirió Katya Arroyo.

Lo anterior, explico, es porque el archivo de la firma electrónica es una forma de identificación del contribuyente infalible, en donde no se puede suplantar la identidad y, por lo tanto, al momento en que el causante la usa no hay manera en que pueda negar la realización de algún trámite firmado.

“Un mal uso de ella te va a poner a ti, como contribuyente, con toda la responsabilidad, porque no hay manera de comprobar que no eres tú. No hay nada que hacer en el sentido de que, por ejemplo, si tu contador hizo mal uso de ella demostrar que no fuiste tú”, agregó.

Recomendó a los contribuyentes siempre tener su firma electrónica guardada en un lugar seguro y no compartirla con nadie para no tener problemas, a futuro, con la autoridad.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Auditoría Fiscal del Colegio de Contadores sugirió a los contribuyentes siempre revisar la vigencia de su firma y renovarla de manera oportuna, ya que puede ser un trámite tedioso y complicado.

Buscan más convenios

Hace algunos días se dio a conocer que el SAT autorizó a Santander para utilizar la e.firma en sus trámites, específicamente, refirió Katya Arroyo, para abrir cuentas e, incluso, aceptar los créditos preautorizados.

De esta manera, la institución bancaria se volvió la primera entidad privada que hará uso de la e.firma; no obstante, Arroyo Arriola informó que tres entidades más están en busca de la autorización pero, como están en pruebas, no puede dar nombres.

“Es un proceso de varios meses en donde si todas las pruebas son correctas, les damos autorización para que puedan con nosotros verificar que los documentos que integran la firma electrónica son varios”, acotó.

El SAT destacó que el español Santander es el primer banco y el primer particular al cual le autoriza la consulta del servicio de e.firma por cumplir con los requerimientos técnicos y de información, así como con el personal calificado.

Conozca los convenios

Es importante que recuerde que la e.firma es personal e intransferible y que con ella puede firmar archivos de manera remota y agilizar trámites. El SAT tiene distintos convenios de colaboración con dependencias del gobierno, estados y municipios, entre los que destacan:

  • Secretaría de Educación Pública
  • Instituto Federal de Telecomunicaciones
  • Instituto Mexicano del Seguro Social
  • Instituto Nacional Electoral
  • Petróleos Mexicanos
  • Secretaría de Comunicaciones y Transportes
  • Secretaría de Energía
  • Secretaría de Gobernación
  • Secretaría de Economía
  • Comisión Reguladora de Energía
  • Gobierno de la Ciudad de México
  • Gobierno de Nuevo León
  • Gobierno de Jalisco
  • Colegio de Bachilleres
  • Fideicomiso público ProMéxico
  • Lotería Nacional para la Asistencia Pública
  • Banco Santander
  • Servicio de Administración y Enajenación de Bienes
  • Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores
  • Poder Judicial de la Federación

Fuente: SAT.

[email protected]