Si durante el invierno, en su hogar hace más frío adentro que afuera, tal vez la orientación esté influyendo en qué tanto calor recibe. La ubicación de las ventanas determina cuánta luz y calor del sol entra al inmueble, con esta explicación, el portal Propiedades.com, consultó a expertos en el tema para determinar de qué manera afecta este factor al valor de su vivienda.

A través de un comunicado, indicó que Arrevol Arquitectos señala en su sitio web que una casa bien orientada puede suponer un ahorro de 70% en el consumo de climatización e iluminación.

Ricardo Nurko, maestro de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, explicó que primero hay que realizar un análisis un poco más profundo del sitio, conocer la localidad y ver las cualidades del terreno.

Señaló que si, por ejemplo, hay árboles en el entorno, pueden ayudar mucho a bajar el calor y si son árboles que en invierno pierden las hojas, ayudan a dejar pasar el sol, pero eso se puede constatar una vez que se revisa el lugar.

Una ubicación apropiada a los usos y hábitos de cada hogar y cada persona permite un mejor clima de la vivienda, destacó Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Agregó que la cuadrícula urbana de una colonia bien orientada influye en la accesibilidad al resto de la ciudad.

De acuerdo con datos del portal Propiedades.com, 64.67% de los inmuebles publicados en el sitio que incluyen la orientación en la descripción se ubican hacia el norte; 19.32% hacia el este; 8.69% hacia el sur, y 7.32% hacia el oeste.

El arquitecto indicó que si estás en un lugar con mucho calor hay que evitar la orientación directa del sur, ya que en el hemisferio norte y por la latitud que tenemos en la Ciudad de México y en el país, el sol nos pega por el lado sur, además por el oriente entra la luz de la mañana y por el poniente la de la tarde.