Cumplir con nuestras obligaciones fiscales no sólo evitará que tengamos problemas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT),  también repercusiones en el historial crediticio.

Muchos contribuyentes no son conscientes de que un incumplimiento en sus obligaciones tributarias puede manchar su reporte crediticio, lo que puede dificultar su acceso a un crédito con alguna institución financiera en el futuro.

Wolfgang Erhardt, vocero de la Sociedad de Información Crediticia Buró de Crédito, explicó que el fisco tiene derecho a reportar, como si se tratara de cualquier otro otorgante de crédito, la falta de cumplimiento por parte de los contribuyentes sobre su pago de impuestos en el reporte de crédito.

Detalló que este incumplimiento se reporta en la sección de Créditos no bancarios, en donde se detalla el monto y la fecha desde que se dejó de pagar, por lo que lo recomendable es ponerse al corriente con los pagos atrasados lo más pronto posible.

Indicó que el SAT puede reportar esta falta de pago desde el primer día de atraso detectado en su sistema y una vez que el contribuyente pague tiene un plazo de 10 días para que se actualice el sistema y que aparezca como pago al corriente.

“Como cualquier otro otorgante de crédito, la autoridad fiscal tendría que actualizar la base de datos en Buró a más tardar 10 días, después de que se haya hecho el pago aparecerá como pago al corriente”, indicó.

Señaló que no pagar al fisco no solamente se refleja en el historial, también afecta la calificación que cada contribuyente tiene en su Score, que es la herramienta que permite a las empresas que prestan saber la regularidad de pago que tiene un cliente, su puntualidad y comportamiento financiero.

El vocero precisó que el SAT reporta los créditos que estén vigentes, es decir, el pago de impuestos mensuales o la presentación de la declaración anual, sin embargo, aclaró que no se reporta si el contribuyente es enviado a la Lista Negra.

Ahondó que la autoridad reporta desde el primer día de retraso, e incluso si debe sólo un peso, una vez que el contribuyente se ponga al corriente, el SAT tiene 10 días para actualizar la información y que se corrija el dato en el historial del contribuyente.

“La autoridad fiscal debe informar a las sociedades de información crediticia, a más tardar 10 días, para que la información se actualice en la base de datos. Tan pronto se reciba la notificación de que hubo un cambio en el reporte”, señaló.

Manténgase atento

El vocero detalló que si el SAT no ha actualizado la información y sigue apareciendo la falta de pago en el historial crediticio del contribuyente, éste tiene derecho a ingresar una reclamación gratis con el Buró, o bien, podría quejarse directamente con el SAT o con la Prodecon, por lo que lo recomendable es que revise su historial crediticio para verificar que se corrigió la información.

Luis Velázquez, estratega contable de la empresa especializada en sistemas de contabilidad Aspel, explicó que los adeudos con el fisco se clasifican de dos maneras: exigible y firme.

El crédito exigible es aquel que se genera por el incumplimiento de responsabilidades, en el que el SAT avisa al deudor y lo invita a ponerse al corriente. A partir de la llegada de la notificación, se puede impugnar el crédito, probando que sí se ha cumplido con las obligaciones. Si la persona no cubre el adeudo o si la resolución de su impugnación es negativa, el crédito se convierte en firme y el reporte de falta de pago puede mandarse al Buró.

“Si concluye el plazo para que la autoridad fiscal de ese requerimiento para que se pague, a partir de ahí se vuelve exigible, si a esa fecha el contribuyente no ha pagado el impuesto como tal, la autoridad fiscal tiene la obligación de reportarlo como un incumplimiento en su historial crediticio”, aseguró.

Indicó que entre las repercusiones por no pagar los impuestos, no solamente están las multas, la cancelación de sellos digitales o ser enviado a la Lista Negra del fisco, también repercute en la calificación del historial crediticio, no sólo para las personas físicas, también para las morales.

Velázquez indicó que es importante que el contribuyente no deje pasar más tiempo y cumpla con sus obligaciones, de lo contrario, ese incumplimiento se puede ver reflejado en su historial y puede que en el futuro le conlleve problemas para acceder a préstamos por parte de instituciones financieras.

La autoridad fiscal tiene la obligación de avisarle a los contribuyentes cuando tienen un adeudo, a través del Buzón Tributario o bien en la sección Mi Portal, que se encuentra en la página de Internet del fisco.

[email protected]