Una alternativa de ahorro, que muchas personas todavía contemplan, es la colección de artículos o activos que no son de fácil adquisición, ello con el fin de que el día de mañana su valor incremente y puedan obtener una ganancia por dichos tesoros.

Oliver Ambía López, director de la licenciatura en Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, informó que los artículos de colección no son activos monetarios, pero para muchas personas llegan a tener una plusvalía en el futuro.

Detalló que entre este tipo de objetos se encuentran: los cómics, monedas conmemorativas o billetes antiguos; libros de ediciones limitadas o autografiados por su autor.

Estos objetos hoy en día no tienen un valor realmente atractivo, pero en 10 o 15 años su valor podría ser muy superior. Quienes buscan ahorrar por este medio deberán tomar en cuenta que para tener una verdadera ganancia tienen que esperar un largo plazo , destacó Ambía López.

Por su parte, Luis Fabre, vicepresidente técnico en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), explicó que si usted es coleccionista más adelante este tipo de artículos pueden ser más raros que otros y por ende su precio llegaría a incrementarse.

Sin embargo, el vicepresidente técnico conminó a tener cuidado, pues no de manera necesaria estos objetos cumplen con esta regla.

Recuerde que no todo lo que hoy en día pareciera atractivo en el futuro es vendible o tendrá un valor superior.

En términos generales, tiene que ver, por ejemplo, con la escasez de un artículo, su rareza, originalidad o si perteneció a alguna personalidad famosa en cierto momento.

Ambía López indicó que hoy en día este tipo de artículos coleccionables se pueden vender por Internet.