El mundo de las finanzas funciona parecido a un consultorio médico, ya sea que esté enfermo o goce de buena salud, acude al doctor. Lo mismo debería pasar con su dinero; si se encuentra en apuros, lo recomendable es buscar ayuda de expertos.

Cuando se trata de dinero, no puede darse el lujo de no pedir asesoría, ya que con ésta puede aprender a manejar adecuadamente sus finanzas a través de la voz de la experiencia , comentó el codirector de Resuelve tu Deuda, Juan Pablo Zorrilla.

Dijo que lo más importante que debe considerar es no dudar en hacer las preguntas que necesite y así juntos poder tomar las mejores decisiones.

Encontrar un asesor financiero de cabecera es muy sencillo si identifica primero cuál es su necesidad según su entorno y además aprende a confiar en él. Resuelve propone cinco preguntas que podría hacerle a su prospecto de asesor financiero.

¿En qué se especializa? Desde resolver problemas de deudas, planificar su futuro o incluso asesoría contable, cada uno tiene su especialidad y le podrá ayudar mejor en lo que necesita.

¿Podría ver un ejemplo de un plan realizado por usted? Una vez que haya encontrado al asesor que más se acerca a sus necesidades, es hora de conocer más sobre su trabajo. Revise si comprende cada uno de los puntos de los que va a tratar.

¿Qué tan seguido puede pedir asesoría? Como en cualquier relación, lo recomendable es comenzar por poner términos, uno de ellos comprende la frecuencia con la que mantendrán contacto, ya sea para darle un estatus de su caso o para hacer la reestructura que mejor convenga a sus planes financieros.

¿Cuál es el costo de sus servicios y por qué? Debe ser muy claro en la manera que va a pagar por sus servicios; si es por consulta, a través de una iguala o a la entrega de resultados. Antes de firmar cualquier acuerdo lea muy bien las letras chicas.

¿Qué haría en caso de crisis? La razón por la que muchas personas no le confían su dinero a un asesor es por temor a que el sistema financiero caiga en crisis. Si alguien le dice que en lugar de sacar su dinero, lo conserve tal cual se encuentra y sea paciente hasta el término de la turbulencia, ¿lo creería? ¿Cuál sería la respuesta de su asesor?

¡Recuerde! Debe preguntar todo lo que le venga a la mente siempre. Es importante crear un vínculo de confianza con su asesor.