La incursión de la tecnología en el sector financiero trajo consigo múltiples beneficios hacia sus usuarios: consultar saldos, movimientos e incluso realizar transferencias por medio de una aplicación a través de un smartphone, sin embargo, esta tecnología aún necesita aumentar su penetración en el país.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, el uso de la banca móvil se incrementó seis veces respecto al 2012, pero aún presenta rezagos, ya que 22% de la población sí tiene acceso a este servicio, pero 78% no, de éstos, la mayoría señaló como motivo principal la preferencia de usar otros medios como sucursales o cajeros automáticos.

Una de las alternativas que ha cobrado fuerza es la implementación de los cajeros inteligentes, instrumentos que se diferencian de los tradicionales debido a que se pueden realizar operaciones que usualmente se realizan en las sucursales, ello con el objetivo de evitar las largas filas y agilizar su proceso.

“La practicaja, a diferencia de la banca móvil no requiere autenticación, ni token o que inicie sesión en algún dispositivo”, dijo Sebastián Medrano Gallo, experto en Producto de Coru.com.

Funciones

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en materia de blindaje y servicio, instituciones financieras continúan en la tarea de perfeccionar el funcionamiento de cajeros, en especial los que ofrecen la posibilidad de realizar más movimientos.

Actualmente, la nueva generación de cajeros, también conocidos como PractiCajas, llegaron a revolucionar el mundo de las transacciones. El objetivo de estos nuevos cajeros inteligentes es que cada vez más usuarios se beneficien al usarlos y eviten efectuar operaciones en ventanillas, y lo mejor de todo es que estos cajeros operan las 24 horas del día, durante todo el año.

El uso que se le puede dar a este tipo de cajeros va más allá de una simple consulta de saldo o retiro de efectivo, estos cajeros tienen la capacidad de transferir a cuentas propias o de terceros del banco emisor, puede realizar depósitos a cualquier cuenta o tarjeta del banco, así como en los cajeros tradicionales, en éstos puede realizar la consulta de saldos y movimientos.

“La practicaja puede ser usada por personas no-bancarizadas mientras tengan el número de referencia o cuenta bancaria a donde quieren depositar el efectivo”, añadió.

Uno de los beneficios que también destacó el experto fue que en este tipo de cajeros puede acudir cualquier persona a realizar algún depósito o pago sin necesidad de pertenecer a la institución bancaria.

Otro de los beneficios que brinda esta herramienta y que también es socorrida por los usuarios de los diferentes bancos es el pago de diferentes servicios como luz, recibo telefónico, televisión por cable, tarjetas departamentales y telefonía móvil.

La Condusef recordó que estos cajeros reciben todas las denominaciones de billetes de moneda nacional que son de 20, 50, 100, 200, 500 y 1,000 pesos.

Quejas

De acuerdo con Medrano Gallo, en una encuesta realizada por Coru.com y con datos de la misma ENIF 2018, uno de los puntos de fricción que existe entre los usuarios y este tipo de instrumentos es que recae en su accesibilidad y uso de la interfaz, e incluso la poca oferta de este tipo de cajeros.

“Las practicajas podrían incluir servicios adicionales, por ejemplo, programas de asesoría personalizada para saber si son candidatos a los diferentes productos financieros que existen, incluso para los no-bancarizados”, agregó.

Pese a que esta nueva generación de cajeros cuenta con muchos beneficios, la Condusef  indicó que los usuarios han presentado quejas debido a que las operaciones que realizan quedan inconclusas, algunos se comen su dinero y en otros casos, no devuelven el cambio, ante ello la Comisión emitió recomendaciones para todos los usuarios que sean recurrentes a este instrumento bancario.

Pidió guardar el recibo que se imprime del cajero, ya que para realizar alguna aclaración debe contar con él, debido a que ahí se registran los números de atención y el número de cajero que lo emitió. Si por alguna razón no recibe el ticket, puede ubicar los datos del cajero a un costado de la máquina con el fin de reportarlo.

También explicó que en caso de que se encuentre algún empleado de la sucursal bancaria en el momento que presentó la falla tiene la obligación de auxiliarlo.

El organismo resaltó la importancia de conocer que en el caso de los pagos de tarjetas y transferencias, éstos se reflejan de manera inmediata, mientras que para los pagos de algunos servicios como teléfono, televisión por cable, entre otros, algunas instituciones suelen aplicarlos y verse reflejados al siguiente día hábil.

Entre las recomendaciones básicas que también realizó la Condusef es que por ningún motivo acepte ayuda de desconocidos al momento de utilizar este y otro tipo de cajeros, digite su NIP de manera cautelosa a modo de que ninguna otra persona pueda observarlo, también es importante que revise el comprobante que expide, así como, si es el caso, el monto que recibe y, finalmente, revise su tarjeta, ya que en la mayoría de las ocasiones los usuarios suelen olvidar su plástico, lo que trae como consecuencia una afectación en sus finanzas y datos personales. A decir de Medrano Gallo, estos cajeros continúan siendo un producto nuevo en el país que puede perfeccionarse para brindar mejores experiencias a los usuarios.

“A pesar de su innovación y de jugar un papel importante en el acceso a diferentes servicios financieros, sigue siendo un concepto nuevo en el mercado que tiene una gran oportunidad de mejora (...) La banca mexicana no es ajena a esta área de oportunidad por lo que ha hecho importantes inversiones para trabajar en su mejora”, concluyó.

[email protected]