A  finales del 2019, el Senado de la República aprobó la iniciativa para gravar con 16% de IVA a las plataformas digitales como Netflix, Uber y Spotify, la cual entró en vigor en junio pasado. Lo anterior propició que algunas empresas de streaming aumentaran el precio de sus servicios y productos para adaptarse a la nueva reglamentación.

La suscripción a estas plataformas representa un gasto hormiga para muchas familias mexicanas, y con el cobro de IVA pueden convertirse en una fuga importante de dinero si no se toma conciencia sobre los nuevos precios anunciados, particularmente en este contexto en que más se deben cuidar las finanzas en el hogar.

Alejandro Saracho, director de la consultora de educación financiera Reconfiguración Financiera, explicó que pese a que la integración de este gravamen en el precio de estas plataformas es para recaudar más impuestos, también afectará directamente en el bolsillo del consumidor, quien optará por contratar servicios más accesibles o compartidos; o bien, cancelarlos.

Además, muchos suscriptores no llevan un control o registro del costo de estos servicios, en parte porque los tienen domiciliados a sus tarjetas, lo que hace imperceptible el pago adicional que realizan y se percatan de ello hasta que revisan sus estados de cuenta o sus finanzas comienzan a desequilibrarse.

Para Saracho, es crucial que los usuarios consideren estos nuevos costos dentro de la administración y planeación de sus finanzas, como parte de sus gastos y presupuesto.

En tanto, Cristian Huertas, country manager de Bnext México, consideró que es importante que, como usuarios, independientemente de este impuesto, se evalúe el consumo de estos servicios con el objetivo de maximizar el ingreso y evitar que afecten más los bolsillos.

Tampoco se trata, dijo, de no disfrutar de películas, series, música o compras; sino de tener el control del dinero y prestar atención al consumo en estos servicios digitales.

“Cada usuario tiene que evaluar cuáles quiere conservar y cuáles es mejor desinstalar. Por ejemplo, tal vez algunos mexicanos comenzaron a pagar clases online al inicio de la contingencia, pero ya no continuaron el curso, entonces esa actividad sí representa un gasto mayor en términos de costo-beneficio porque no se está aprovechando totalmente la membresía”, aseguró.

Aproveche la suscripción

Para aprovechar al máximo la suscripción, los expertos coincidieron en que se deben analizar y revisar algunos puntos para ver si realmente se aprovechan dichas plataformas o solamente se tira el dinero a la basura.

Sin importar el tipo de servicio, debe revisar si se utiliza de manera regular, el tiempo que se pasa utilizándolas, y de no ser así, cancelar el servicio.

El director de Reconfiguración Financiera recomendó llevar un registro de los gastos digitales que se hacen y considerarlos dentro del presupuesto mensual, también tener claras las fechas de cobro y los montos de cada plataforma a la que se esté suscrito.

Otra sugerencia es adquirir paquetes familiares, los cuales permiten que varios miembros tengan acceso a estas plataformas a un menor precio, ya que la mensualidad se prorratea entre varios miembros de la familia.

“Si hay plataformas que se están pagando, pero tiene meses sin usarlas, lo mejor es darlas de baja, sólo se está regalando el dinero”, aseveró.

Mientras que el country manager de Bnext México dijo que para obtener mayor provecho de las suscripciones mensuales o anuales, es necesario examinar si realmente se usa alguna plataforma para solucionar alguna necesidad real o si solamente es por moda.

“Existen muchas formas de evaluarlo, pero una que puede ayudar a tener más claridad de estos gastos hormiga es hacer una revisión durante dos quincenas para saber cuáles son todas las plataformas que se están pagando y registrarlo para revisar los términos de cada una y tomar la decisión de cuáles mantener de acuerdo al presupuesto destinadopara ese fin”, afirmó.

Una recomendación más es pensar cuántas veces al mes se usará esa plataforma: si se ocupa al menos ocho veces mensualmente, entonces vale la pena pagar, si serán menos de tres, habrá que quitarla de los gastos.

Huertas precisó que no se trata de privarnos de la diversión o de disfrutar del entretenimiento que las plataformas ofrecen, sino de elegir adecuadamente cuáles mantener en nuestra vida de acuerdo con lo que nos brindan y cuáles desechar para usar ese dinero en ahorro o inversión.

[email protected]