Tijuana, BC. El sector vitivinícola de Baja California tiene amplias perspectivas de crecimiento tanto en el área de cultivo de vid como de participación en el mercado nacional.

Un estudio realizado por el investigador Salvador González Andrade, del Colegio de la Frontera Norte (Colef), revela que las oportunidades para la industria del vino de Baja California son claras en el futuro debido a que se estima un aumento en el consumo nacional de vino de 6% en promedio anual para los próximos años. Además, el vino de mesa hecho en la entidad ha logrado más de 300 reconocimientos.

La participación del vino mexicano en el consumo nacional es de 30% y el resto lo ocupan vinos importados, principalmente chilenos. Baja California aporta 90% de la producción de vino nacional, por lo que es factible participar en una mayor proporción del mercado , dice.

COBRA AUGE

En los últimos cinco años, la industria del vino en Baja California ha experimentado un auge en cuanto al surgimiento de casas productoras, principalmente artesanales, al pasar de aproximadamente 57 a alrededor de 72, así como 156 productores de vid, quienes se han visto favorecidos por el impulso que se ha dado a la Ruta del Vino.

En palabras de Juan Tintos Funcke, titular de la Secretaría de Turismo (Secture) en el estado, la afluencia registrada en la Ruta del Vino durante el año pasado fue de 729,000 visitantes, cuya procedencia es primordialmente nacional.

El 97.2% de los turistas que recorrieron las diferentes vitivinícolas es mexicano, mientras que 2.8% fue extranjero, esto de acuerdo con el Estudio de Importancia Económica del Turismo Enológico- Invierno 2011 .

Los amantes del vino y todo lo que envuelve su cultura ha llamado mucho la atención del turista nacional, asegura Tintos Funcke, ya que además de las degustaciones de vino en las diferentes bodegas, se ha generado un boom de la gastronomía con restaurantes tipo campestre que ofrecen productos orgánicos de la región.

PRODUCCIÓN

Actualmente, la superficie cultivada de la vid es de 3,735.38 hectáreas y aún tiene el potencial para crecer, pues se encuentra a un tercio de su capacidad, afirma el académico, en tanto que la producción de vino alcanza 1 millón 500,000 cajas al año.

Por su aportación en la actividad económica estatal, el empleo y cobertura el cultivo de la vid ocupa el octavo lugar en importancia, destaca González Andrade, pues en el 2008 ocupó una superficie sembrada de 3,610 hectáreas con una cosecha de 2,918 hectáreas.

En ese mismo año, se obtuvo una productividad media de 5.49 toneladas por hectárea y un valor de la producción de 133,610 millones de pesos, generando 1,638 empleos. Mientras que en el 2010 la superficie sembrada de vid ya ocupaba 3,735.38 hectáreas.

El inventario de vid se estima en 46 diferentes variedades plantadas y en producción, las cuales tienen diferentes orígenes, principalmente española, francesa, italiana.

LOS RETOS

Entre las problemáticas que enfrentan los vitivinicultores están los costos de producción, la falta de proveedores, la capacitación (en el caso de los pequeños productores), la adopción de tecnología, impuestos y la falta de agua.

Según datos recabados por el Colef, para el 2009 los costos de producción de uva en la etapa de mantenimiento y en la modalidad de riego se estiman en 48,405 pesos por hectárea, con un rendimiento estimado en 10 toneladas.

MUESTRAN CONFIANZA

Jaime Palafox Granados, socio de la empresa vinícola Aldo César Palafox, menciona que el consumo per cápita de vino en México es de apenas medio litro, por lo que las expectativas de crecimiento son buenas, al tiempo que se suma un nuevo conocimiento de la industria vinícola regional que no era tan conocida hasta hace una década.

En el caso de Bodegas Santo Tomás, su director Juan Pablo Núñez, afirma que la industria del vino en Baja California tiene mucho por crecer y que ésta vive actualmente un momento de gran prestigio.

Nosotros como empresa llevamos ya cinco años con un crecimiento sostenido por encima de 30%, por lo que este año esperamos un crecimiento de 32% en volumen y 38% en valor , destaca.

Este año, tenemos buenas expectativas, aunque en cuestión económica es difícil porque no hay dinero circulante , menciona David Bibayoff, propietario de la casa vitivinícola Bibayoff, quien estima su empresa podría tener un crecimiento de 5 por ciento.

Altos grados:

  • Participación del vino de Baja California a nivel nacional: 90%
  • Producción anual: 1500,000 cajas
  • Área de cultivo: 3,735.38 hectáreas
  • Potencial de crecimiento: Hasta 30%
  • Productores: ?72 de vino y ?156 de vid

[email protected]