Monterrey, NL. El tercer trimestre de 2020 ha sido el de mayores ventas de vivienda en el mercado inmobiliario de Monterrey, tras la reducción en el segundo trimestre por la pandemia de Covid-19, indicó Ignacio Torres Zorrilla, cofundador y CEO de 4S Real Estate.

"El mercado ya está recuperado. La pandemia nos duró el segundo trimestre y para el tercero ya está repuesto y se espera que siga avanzando. Este año, vamos a llegar a la venta de 3,000 unidades de vivienda vertical, el próximo esperemos estar un 5% arriba”, resaltó. 

Agregó que el mercado de vivienda vertical en el estado ha sido resiliente, por ello se prevé que continúe en crecimiento en toda la zona metropolitana.

El sector inmobiliario en Nuevo León es atractivo para los desarrolladores, dijo, por el potencial en densidad poblacional, además de una tendencia al alza en la renta de departamentos, generando una oportunidad para el desarrollo vertical en esta región.

Lo anterior representa una oportunidad para que los inversionistas puedan diversificar su portafolio, en especial si se considera que los niveles de venta de la vivienda vertical en Nuevo León están en niveles históricos.

“Esto es producto de cambios estratégicos en la economía y su composición, diversificada por un gran componente industrial y de servicios, lo que permite sortear los impactos económicos con mayor facilidad, al tener muchos motores económicos y no depender de una sola industria”, enfatizó.

Argumentó que hay una mayor demanda de este tipo de vivienda por parte de la población joven, ya que el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita es 75% superior a la media nacional.

Otro factor que va a mejorar el sector, es que el regreso a las oficinas impulsará a que las personas opten por reducir sus desplazamientos y busquen viviendas más cerca de sus centros de trabajo.

El índice de verticalización en Monterrey es superior al 40%, en contraste con quienes buscan una casa; esta cifra es relevante, pues hace una década no llegaba ni al 20 por ciento.

Esto se debe a los cambios demográficos y en la participación de mercado, ya que la proporción de la Población Económicamente Activa (PEA) en la región es más alta --millennials, centennials y alphas-, contra otras como la generación X y los baby boomers.

Con respecto a la oferta y demanda en la entidad, ésta se encuentra equilibrada, pues el inventario está balanceado y no excede los 24 meses.

Añadió que esta crisis sanitaria ha permitido que los desarrolladores están aprendiendo a ajustar sus productos, incluso durante la etapa de construcción, para alinearse a las necesidades actuales del mercado.

La regulación DOT (Desarrollo Orientado a Transporte), implementada en 2013, sirve como guía para desarrollar los productos que necesita el mercado; esto le permite alinear a cada segmento económico, con una cuestión de inventario para que esté más balanceado.

A diferencia de la Ciudad de México, donde la oferta en el segmento Premium excede la demanda y no hay suficiente para los otros.

kg