Se ingresó a evaluación ambiental el proyecto para la construcción de un nuevo muelle de cruceros en Cozumel, justo cuando la isla reporta la caída a ceros en captación de este tipo de embarcaciones por la pandemia de Covid-19. 

Esta obra al mismo tiempo es parte de los 39 proyectos que conforman el Acuerdo para la Reactivación Económica que firmó el presidente Andrés Manuel López Obrador con la iniciativa privada a principios de octubre. 

Mientras que en el listado presentado durante la conferencia matutina del Presidente se anunció que este proyecto implicará una inversión de 511 millones de pesos, en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) publicada en la Gaceta Ecológica de Semarnat se consigna que la obra requerirá apenas una inversión de 58 millones de pesos. 

“La nueva terminal de cruceros, promovida por la empresa Muelles del Caribe, se ubicará en la costa noroeste de la Isla de Cozumel, Quintana Roo, y tiene por objetivo construir un muelle que permita el atraque de buques de cruceros que llegan a la zona; por consiguiente, permitirá también el abordaje y desembarco de turistas. La inversión estimada para la ejecución del proyecto será de 58,617,023.73 M.N., dentro de la cual se contempla un porcentaje para las medidas ambientales". 

“Además del muelle, el proyecto también considera un edificio que funcione como terminal de cruceros con el objetivo de recibir a las personas que aborden o desembarquen de los cruceros. La conexión entre el muelle y la terminal será mediante un puente peatonal que cruzará la Av. Rafael E. Melgar”, se lee en la MIA.

Tendrá forma de “L” y abarcará una superficie de 1.16 ha, que permitirá el atraque de embarcaciones de hasta 362 metros de eslora.  El muelle será edificado sobre pilotes de acero y losas de concreto prefabricadas. Estará compuesto por un puente de acceso o pasarela y la plataforma de atraque. Su desplante iniciará en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), la cual se encuentra desprovista de vegetación costera. El área no ocupada por la estructura del muelle en la ZOFEMAT será utilizada para la colocación de una plataforma tipo muelle, se añade en el documento.

La empresa Muelles del Caribe asegura que el principal criterio para la selección del sitio del proyecto, es que la zona donde se pretende realizar tiene un uso de suelo de desarrollo urbano, de acuerdo con el Plan de Desarrollo Urbano Centro de Población de Cozumel.

Otro criterio considerado fue la no afectación a arrecifes. Esto se verificó con el trabajo de campo realizado al fondo marino, el cual no registró la presencia de estructuras de arrecifes; no obstante, se localizó vegetación dispersa debido a la existencia de arenas gruesas en el fondo.

Grupos ambientalistas como Cielo, Tierra y Mar, A.C. (Citymar), que preside Guadalupe Álvarez Chulim, ya han anunciado desde meses atrás su oposición al proyecto, para lo cual interpondrán recursos legales que impidan que éste se lleve a cabo, porque argumentan que supone un grave riesgo para el entorno natural de la isla, caracterizado por amplia presencia de arrecifes de coral.

La empresa promovente asegura que el uso actual del suelo donde se localizará el nuevo muelle de acuerdo con el Programa de Ordenamiento Ecológico Local es de uso predominante de Desarrollo antrópico en zona destinada para el aprovechamiento turístico, comercial, habitacional e infraestructura urbana. En la zona marítima las actividades predominantes son las náuticas, la navegación y fondeo de embarcaciones. Debido a lo cual el proyecto es compatible con los usos de suelo vigentes en la zona.

kg