Derivado de que dentro del sector agroindustrial se ha generado una mejor dinámica de demanda y un clima de mayor certidumbre económica para Aguascalientes, la empresa Valle Redondo dio a conocer que sus planes de inversión y expansión dentro de la entidad continúan para el 2022.

En entrevista con El Economista, Alex Cetto, CEO de Valle Redondo, explicó que además de los 100 millones de pesos que invertirán para los siguientes meses, para el primer semestre del 2022 se destinarán otros 60 millones.

El primer monto de inversión es para una planta procesadora de pulpas, mientras que el segundo es para una planta de cogeneración de energía, las cuales estarían operando en el 2022. “Estamos convencidos de que podemos crecer y podemos hacer las cosas bien, podemos ayudar al estado y al campo, por eso hemos decidido hacer este par de inversiones para el estado de Aguascalientes”.

Con este plan de inversiones se asegura un proceso de expansión, ya que podrán hacer llegar sus productos a más lugares del país y del planeta; por ejemplo, se pretende que las operaciones puedan llegar a mercados como Estados Unidos y Europa. 

“Vamos a tener mayor capacidad, más flexibilidad, y vamos a poder producir todo el año diferentes tipos de frutas, hortalizas y verduras para poder darle más batalla a la demanda que estamos teniendo. Queremos ofrecer más y mejores productos”, sostuvo el empresario.

Reiteró que el desarrollo de una nueva planta procesadora de pulpas también obedece a tres cuestiones: el consumo de bebidas alcohólicas que durante la pandemia ha crecido, un auge en las actividades primarias porque hay mayor demanda de frutas, verduras y legumbres, y que el gobierno estatal está potencializando este tipo de inversiones.

“La otra inversión importante, la de los 60 millones de pesos, obedece a que Valle Redondo es una empresa socialmente responsable, con esta nueva inversión pretendemos hacer una planta de cogeneración de energía donde podamos abastecernos de energía limpia, más la generación de vapor, queremos cuidar el medio ambiente y ser autosuficientes”, puntualizó. 

Alex Cetto acotó que las dos inversiones generarían en conjunto 66 empleos directos, que se sumarían a la planta de los más de 1,000 colaboradores actuales; “por cierto, gracias a los esfuerzos actuales y a la dinámica del sector no tuvimos que prescindir de ningún colaborador”.

“A pesar de la pandemia decidimos invertir porque creemos que hay potencial, que México va a seguir, creemos que hay viabilidad en el mercado y también queremos demostrar que estamos aquí y vamos a seguir apoyando al campo mexicano”, destacó el empresario.

Demanda

Alex Cetto precisó con la contingencia sanitaria la dinámica del sector agroindustrial se ha desarrollado más estable que otras actividades, sin embargo, hay dos divisiones cuyos comportamientos deben destacarse; el primero es el de bebidas alcohólicas, ya que la demanda ha aumentado, con las marcas Vinos Cuatro Soles, Vino California y la Sidra Valle Redondo.

Mientras que la segunda división, que no ha tenido tanta demanda y que incluso la dinámica se ha visto paralizada, es la de los jugos pequeños escolares.

“Todas las industrias o productos han sufrido de alguna manera, en nuestro caso han sido los jugos pequeños escolares; al no haber escuela no hay lunch y si no hay lunch no hay ventas”, comentó.

estados@eleconomista.mx