La afluencia de turismo internacional en el circuito de Los Mochis, Sinaloa, cayó 80% durante los últimos tres años, debido a la influencia y –principalmente- a la negativa percepción que se tiene sobre la violencia en México, reconoció el director de Promoción de la Asociación de Hoteles y Moteles del Norte de Sinaloa (AHMNS), Rafael Sastré Quezada.

No podemos tapar el sol con un dedo. La imagen que se tiene del país en torno a la inseguridad y los warnings que lanza EU a sus ciudadanos para que eviten visitar el país, afectaron la actividad en el periodo , comentó el ejecutivo.

En conferencia de prensa, detalló que en el 2008 cerca de 200,000 turistas foráneos arribaron a la región. En el 2011 la cifra se redujo a sólo 20,000 personas.

Agregó que 80% del turismo extranjero proviene de EU y Canadá y 20% de Europa, principalmente de Alemania y España.

Destaco que, sin embargo, la derrama económica por visitante se mantiene en 1,000 dólares.

Sastré Quezada comentó que aun cuando el turismo nacional compensa en parte la caída en el rubro internacional, la región realiza una serie de campañas dentro y fuera del país para posicionar a Los Mochis, donde se localizan las Barrancas del Cobre, nuevamente entre el gusto de los viajeros.

EL CHEPE TAMBIÉN SIENTE MIEDO

En noviembre del 2011, Rogeliio Vélez, director de Ferromex, empresa que opera el Ferrocarril Chihuahua-Pacífico (El Chepe), afirmó que las alertas de viaje emitidas por el gobierno de Estados Unidos provocaron una caída de 40% en el flujo de pasajeros.

Vélez reconoció que la inseguridad que afecta al país y en particular a los estados del norte provocó la citada disminución.

"Por fortuna no se ha tenido ningún incidente en El Chepe, pero si se ha reflejado en una baja de pasajeros, sobre todo de los que vienen del extranjero y en especial de los estadounidenses que utilizan el servicio de primera express", explicó.

El Chepe recién cumplió su 50 aniversario y se ha visto afectado por las alertas, que también impactaron en las operaciones de un crucero que llegaba al puerto de Topolobampo, que ofrecía el tour a las Barrancas del Cobre a sus pasajeros

"Es difícil pelear contra las noticias que les llegan (a Estados Unidos) y contra las advertencias de ese gobierno", indicó.

"El Chepe" recorre un trayecto de 643 kilómetros, en total conecta a Chihuahua con Sinaloa pasando por 86 túneles, el más largo con 1,845 metros, y 175 puentes, siendo el más alto de 442 metros.

EN NÚMEROS

200,000 turistas?extranjeros recibió la ciudad, ubicada en Sinaloa, en el 2009.

20,000 viajeros foráneos captó en el 2011, es decir, 180,000 menos que en el 2009.

80 por ciento del turismo extranjero proviene de Estados Unidos y Canadá.

fernando.franco@eleconomista.com.mx