Querétaro, Qro.  Comerciantes, locatarios y tianguistas del estado reportan una lenta recuperación de sus ventas. Después de tres meses de reactivar labores -desde el 17 de junio-  el promedio de ventas se mantiene en 50% de las que tenían antes de la emergencia sanitaria, de acuerdo con registros de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios (Fecopse) en Querétaro.  

Esta vertiente del sector comercio pronostica que podría darse una mayor recuperación de ventas hasta después de que se cuente con una vacuna contra el virus SARS-CoV2, aunado a que en los próximos meses no vislumbran festividades que generen un repunte en sus ingresos, explicó la presidenta de la Fecopse, Rocío Alvarado Ramírez.

Ante el bajo nivel de ventas -refirió- han optado por estrategias como reducir a menos de 50% la compra de suministros y mercancías para evitar que se les rezaguen sus productos.

“Nosotros agradecemos estar trabajando, lo peor ya lo pasamos en el sentido de que no podíamos trabajar; estamos cumpliendo con toda la normatividad, en tianguis en vía pública y estamos trabajando los compañeros comerciantes, pero las ventas no responden, los comerciantes ya saben que debe comprar menos de la mitad de sus productos para que no se rezaguen y no les merme sus ganancias, a pesar de todo eso estamos sobreviviendo a esta terrible crisis que no da para más y que es a nivel mundial”, declaró.

Los pequeños comerciantes, refirió, son uno de los eslabones más susceptibles al impacto de la crisis económica, debido a que su estabilidad financiera depende únicamente de su ingreso del día.

“Nosotros como pequeños comerciantes lo resentimos un poco más, porque nuestro ingreso y  nuestras mercancías son al día, nosotros vivimos al día, no tenemos inventarios en bodegas o algo que nos pueda respaldar”, acotó.

Rocío Alvarado añadió que los apoyos gubernamentales, tanto municipales, como estatales han sido elementales para fortalecer a los pequeños comerciantes, ya que de los 2,800 asociados a la Fecopse, 95% fue beneficiario y 5% no acreditó su residencia en el estado; sin embargo, agregó, no es suficiente para salir de la crisis financiera.

Por tanto, pugnó para que desde el gobierno federal se incentiven nuevas vertientes de apoyo para el sector, tales como la propuesta de ingreso único.

Respecto a la propagación del virus, la presidenta de la Fecopse hizo un llamado a la población que acude al mercado y tianguis, para que respeten las medidas de limpieza y sigan los protocolos sanitarios. En algunos casos -agregó- los clientes se molestan cuando los comerciantes les instan a cumplir con las disposiciones de cuidado personal.

“La gente que nos visite en el tianguis use el cubrebocas, porque la verdad es que las campañas que tenemos dentro de los tianguis de sanitización y uso de cubrebocas han servido de mucho, pero hay gente que nos sigue regañando, porque les hacemos recomendaciones y les decimos que no queremos que les pase nada y queremos seguirlos atendiendo”, abundó.

En la entidad operan 115,532 establecimientos en el comercio, servicios, manufactura, entre otras actividades, de acuerdo con los resultados definitivos de los censos económicos del 2019, que publica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Del total de negocios, 47.1%  (54,416) son informales y 52.9% formales (61,116). Aunado a que emplean a 833,477 personas: 90.3% en negocios formales y 9.7% en unidades informales.

Durante el primer trimestre del año, las actividades terciarias del estado reportaron una variación  anual a la baja de 1.1%, colocándose en la  posición 13 entre los estados con menor desempeño, de acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

estados@eleconomista.mx