El gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, dijo que en diciembre próximo solicitará licencia al Congreso estatal para separarse del cargo y participar en el proceso interno para elegir candidato del PAN a la Presidencia del país.

En entrevista televisiva, el mandatario estatal dijo que se visualiza como el panista que contenderá el año próximo con Enrique Peña Nieto como el abanderado del PRI, y con Andrés Manuel López Obrador por el PRD.

El mandatario estatal reiteró que desea convertirse en el tercer presidente de la República emanado del PAN y sostuvo que tiene los argumentos necesarios para ganar las elecciones de 2012.

Acerca de los panistas que también han manifestado su interés por la candidatura presidencial, González Márquez los calificó de personas de bien y extraordinarios seres humanos, pero aseguró que los resultados obtenidos como gobernador serán suficientes para obtener la victoria en el proceso interno de su partido.

Ante el periodista Joaquín López-Dóriga, el mandatario jalisciense aseveró que en el PAN los votos "se cuentan, no se pesan", por lo que aseguró que tiene las mismas oportunidades que sus compañeros de ser el abanderado en 2012.

Insistió en que los resultados obtenidos en su administración se traducen en beneficios para la población de Jalisco, y su pretensión es ayudar a la gente a nivel nacional, como lo hizo al desempeñarse como alcalde de Guadalajara y actualmente en la gubernatura.

DOCH