Uno de los principales objetivos del gobierno de Baja California Sur es colocarse nuevamente como la entidad con mayor dinamismo económico, lugar que ocupó en el sexenio de Enrique Peña Nieto y que perdió durante el año pasado.

El titular de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad de Baja California Sur, Luis Humberto Araiza López, reconoció que en el 2019 la entidad presentó un escenario de pérdida de ritmo económico, aunque aseguró que para este 2020 la administración estatal efectúa un plan de acción que buscará darle mayor impulso y recuperar el primer lugar en dinamismo.

De acuerdo con el Inegi, Baja California Sur registró el mayor crecimiento del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) a nivel nacional durante el periodo 2013-2018, con una tasa promedio anual de 7.1 por ciento.

Este dinamismo derivó del aumento de todos sus sectores económicos, particularmente construcción, con una variación promedio anual de 19.8% en la gestión de Enrique Peña Nieto. La industria constructora detonó por el boom turístico que vivió la entidad, aumentando la demanda de más vivienda, centros comerciales, escuelas, hospitales, transporte y urbanización, entre otras obras.

Sin embargo, la economía de Baja California Sur cambió de tendencia de forma drástica en el 2019, ya con Andrés Manuel López Obrador como presidente de México. Al tercer trimestre de dicho año, el ITAEE de la entidad acumuló una caída de 4.7% anual —la construcción se contrajo más de 20%—, la segunda disminución más pronunciada del país.

Por trimestre, en el primero la economía estatal descendió 1.7% a tasa anual desestacionalizada, en el segundo, retrocedió 2.6%, y en el tercero decreció 9.6%; como el ITAEE se encuentra homologado al PIB nacional y estatal, estos resultados manifiestan que Baja California Sur se encuentra en fase recesiva.

Cadenas de valor

Para revertir esta situación, Araiza López explicó, en entrevista con El Economista, que las estrategias del gobierno de Carlos Mendoza Davis consisten en fortalecer a las actividades primarias y secundarias, para vincularlas más al sector turístico y así captar todo tipo de inversiones, es decir, crear una cadena de valor que diversifique la economía estatal.

“Vamos a seguir fortaleciendo el turismo; vamos a vincular los diferentes sectores económicos con el boom turístico que hemos tenido. También, vamos a seguir fortaleciendo el sector primario para que venda sus productos a los hoteles, igual fortaleceremos la promoción turística para mantener el ritmo de la inversión. Esperamos que este año se sumen 2,500 cuartos de hotel”, reiteró.

El secretario expuso que también se busca generar un clima ideal para los inversionistas, a fin de que no teman establecer sus capitales en la entidad.

Además, refirió que se pretende que el sector de la construcción se recupere con el desarrollo de obras privadas, y para ello aprovecharán que el estado es uno de los más seguros del país y cuenta con un clima de certeza jurídica.

Políticas federales

Humberto Araiza enunció que los resultados que tuvo Baja California Sur en el ITAEE durante los primeros tres trimestres del 2019 se debieron a la serie de políticas federales, las cuales no lograron conseguir un crecimiento económico.

“No es una sorpresa, todo el país mostró retroceso, ya se están viendo los resultados del crecimiento del PIB, que es nulo”, aseveró.

El funcionario estatal precisó que la contracción que se presentó en el ITAEE fue por las afectaciones al sector de la construcción: “Por un lado, se dejó de desarrollar obra pública con participación de la Iniciativa Privada, y por el otro los inversionistas dejaron de edificar grandes complejos turísticos en comparación con años pasados”.

“Recuerda que de los 400,000 millones de pesos para infraestructura sólo ejercieron la cuarta parte y a todos nos está pegando. También aunado a que el cambio de gobierno desincentivó la inversión, los inversionistas esperaron a ver cómo iba a caminar la cosa. Sí tenemos en el sector secundario una desaceleración, tenemos un resultado negativo en el sector de la construcción que sí nos está pegando”, precisó.

No obstante, Humberto Araiza comentó que en los sectores primario y terciario sí presentaron un crecimiento en el ITAEE, además de que falta por darse el corte total de cómo le fue al sector turístico de la entidad, donde se esperan resultados positivos.

[email protected]