León, Gto. Los empresarios de vivienda y futbol Ismael Plascencia Núñez y Valente Aguirre Meza, antes buenos amigos y socios, hoy se enfrentan en tribunales por dinero.

Ambos fueron socios de los clubes de futbol Unión de Curtidores y La Piedad, los cuales una vez que lograron el ascenso a la Primera División, vendieron.

Sin embargo, hoy en día, el hombre de negocio leonés (Plascencia Núñez), exdirectivo de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos y la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) y actual vicepresidente de la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA), está prófugo de la justicia por un presunto fraude procesal.

Ismael Plascencia Núñez y su hermano, Luis Sergio Plascencia, enfrentan órdenes de aprehensión por fraude procesal en contra de la empresa Bienes y Raíces Norpe, de la que el primero fue socio junto con el empresario Valente Aguirre Meza, exdueño del Club León, quien demandó a los hermanos Plascencia por la supuesta utilización de un documento en blanco que firmó para agilizar un trámite en Metrofinanciera, el cual hoy es un pagaré por 35 millones de pesos.

La última aparición pública de Ismael Plascencia en León fue a finales de noviembre del 2011 para presentarse como directivo de la AILA, donde dijo que trabajaría para unir estrategias entre los países de Latinoamérica para enfrentar a la competencia china.

SE BUSCA

Por ello, la Policía Federal Ministerial e Investigación de la PGR y PGJDF se encuentran en la búsqueda, localización y captura del ejecutivo y empresario.

Fuentes de ambas procuradurías manifestaron que la orden de aprehensión fue entregada por la Cuarta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal bajo la toca 1070/2012, que resultó de la averiguación previa FPC/74/T3/00893/11-11 por el ilícito de aprovechamiento indebido de firmas y fraude procesal’’. Hasta el momento, el sector empresarial de León no se ha pronunciado tampoco sobre el pleito millonario.

cutberto.jimenez@eleconomista.mx