Puebla, Pue. El sector restaurantero pidió al ayuntamiento de Puebla que la Ley Seca por motivo de las elecciones del domingo próximo, que arrancaría desde el viernes, sea de un día y no todo el fin de semana, ya que puede afectar hasta 40% las ventas.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), solicitó que esa medida se reconsidere y sólo aplique a partir del primer minuto del 1 de julio, cuando se realizarán las votaciones.

Comentó que 400 de sus socios se encuentran en zonas de actividad turística, quienes se podrían ver afectados si la Ley Seca es sábado y domingo, porque con motivo del Mundial hay negocios que están vendiendo bebidas alcohólicas muy temprano cuando hay partidos.

Dijo que aún están en pláticas con las autoridades municipales para llegar a un acuerdo, el cual debe quedar definido a más tardar el viernes, luego de que han presentado el panorama del impacto que representa para los empresarios del sector.

Prestadores de servicio

Puntualizó que están a favor de promover que la gente vaya a votar, pero tampoco hay una lógica que sea a costa de afectar a los prestadores de servicios, para quienes un fin de semana representa las mejores ventas y que de lunes a jueves no llegan a tener.

“En una comida o cena hay quienes acompañan sus alimentos con una cerveza u otra bebida con alcohol, lo cual representa una mejor venta para el restaurantero”, expuso.

Alarcón Rodríguez dijo que las autoridades municipales no toman en cuenta que ellos contribuyen para reducir el abstencionismo en estas elecciones, debido a que están ofreciendo descuentos, hasta de 20% a los comensales que muestren su dedo entintado de haber ido a votar.

Insistió en que seguirán los acercamientos entre ambas partes, pero no dejarán de pedir que se flexibilice la medida, porque el fin de semana continúan los partidos del Mundial de Rusia, evento que contribuye a que los negocios tengan una mayor afluencia desde la mañana hasta la tarde, porque incrementan los consumos cuando van en familia.

estados@eleconomista.mx