Cancún, QR. A partir de este mismo mes se reanudarán los vuelos entre Reino Unido y Cancún, luego de que el gobierno británico sacó a México de su lista roja, la cual restringía el puente aéreo entre ambos países.

El encargado del despacho de la Secretaría de Turismo estatal, Andrés Aguilar, adelantó que están programados al menos 20,000 asientos de avión entre Londres y Cancún para lo que resta del año; sin embargo, esa cifra está lejos de poder compensar los poco más de 400,000 turistas británicos que llegaron a Quintana Roo en el 2019.

No obstante, dijo que es un aliciente la reanudación de vuelos desde ese país europeo, el cual antes de la pandemia estuvo posicionado como el principal mercado del viejo continente para Cancún y el tercero de los mercados internacionales que más turistas emitían hacia el Caribe mexicano, sólo por debajo de Estados Unidos y Canadá.

Entre enero y agosto de este año, el Aeropuerto Internacional de Cancún reportó la llegada de 23,177 británicos, de un total de 46,968 que se captaron a nivel nacional; es decir, que el Caribe mexicano contribuyó con 49.3% del total de visitantes de ese país en los primeros ocho meses del 2021.

Afectaciones

Sin embargo, cuando en agosto de este año se dio a conocer que México había sido incluido en la lista roja de Reino Unido, entre las principales afectaciones, además de la cancelación de vuelos, estuvo la no participación de empresas turísticas de Quintana Roo en el World Travel Market, encuentro de negocios turísticos, a realizarse en Londres del 1 al 3 de noviembre.

Así lo informó Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), quien aseguró que debido a las restricciones que impedían el ingreso de mexicanos a Reino Unidos los empresarios decidieron no comprar un stand en el referido encuentro de negocios.

Recordó que debido a la pandemia y la crisis de salud, en el 2020 el World Travel Market no se realizó presencialmente por primera vez en 40 años.

Previamente, el funcionario había dado a conocer que estaba descartada la asistencia de Quintana Roo a la World Travel Market en bloque, mediante la adquisición de un pabellón bajo la marca del Caribe mexicano, pues consideró que era muy arriesgado económicamente la reservación y el pago de un espacio en dicha feria, en un país en el que las restricciones sanitarias impedían en libre acceso de los mexicanos, entre otras nacionalidades.

Reconoció que esta suspensión ocurrió justo en la temporada más alta de turismo británico, cuyos meses de mayor volumen de viajeros llegando al Caribe mexicano son justamente julio y agosto y septiembre.  

estados@eleconomista.mx