Querétaro, Qro. Tras el impacto del Covid-19, la regionalización de la actividad económica se observa como una estrategia para dinamizar la reactivación de los sectores productivos, tal es el caso de la Alianza Centro-Bajío-Occidente que integra a Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, San Luis potosí y Querétaro.

La alianza será un elemento indispensable para potenciar el esquema de crecimiento a base de regiones y no de estados, a fin de incidir en la complementariedad de las regiones, expuso la presidenta en Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Lorena Jiménez Salcedo.

“La región va a tener un impacto muy importante en la reactivación del país, es una tendencia en el mundo que ya no son los estados los que van a tener un crecimiento fuerte, ahora son las regiones las que deberán irse complementando, con debilidades y fortalezas y en conjunto se logra un gran crecimiento económico y estabilidad social”, expuso.

En este contexto, se llevó a cabo la conferencia Desarrollo humano y bienestar social, en la que participaron representantes del sector productivo de las cinco entidades federativas.

Dentro de la región, agregó la presidenta de Coparmex, Querétaro juega un papel relevante al ubicarse en el nodo logístico del centro del país.

Comentó que también es momento de analizar la calidad de los empleos que se generan y de los niveles salariales; por tanto, propuso que se debe transitar de una triple hélice a una penta hélice que considere impacto social y ambiental.

“Tenemos que dar un cambio radical, una reingeniería muy fuerte en estas áreas de oportunidad, tanto gobierno como Iniciativa Privada y evidentemente el sector educativo tiene un reto importante”, expuso.

Reducir la brecha digital es otro de los retos a los que deberán hacer frente los sectores productivos de la región, refirió Lorena Jiménez, al hablar de la transformación digital que ha demandado la emergencia sanitaria.

“Tenemos todo para que esta región siga creciendo con lo que ya se tiene, compartir estas nuevas prácticas y mejorando las áreas de oportunidad. Tenemos retos muy fuertes, pero tenemos en esta región todo para lograrlo, siguiendo con todas las industrias tan fuertes que tenemos en cada uno de los estados (...) Ver hacia dónde va todo después del Covid”, ahondó.

Necesidades

En torno al impacto de la pandemia, el secretario del Trabajo de Querétaro, Mario Ramírez Retolaza, señaló que la dependencia buscará generar una alianza con el sector empresarial para incidir en la colocación de trabajadores que están en búsqueda de un empleo y aquellos que lo perdieron.

El presidente de Coparmex en Jalisco, Carlos Villaseñor, aseguró que la pandemia ha hecho visible la necesidad de adoptar más tecnologías de la información, por lo que hacia ese sector deberá haber una tendencia de formación del capital humano.

El presidente de Coparmex en San Luis Potosí, Julio César Galindo, refirió que los estados de la alianza conforman una de las regiones con mayor potencial de desarrollo económico del país.

“Es la palanca de desarrollo que tenemos en México, como la región de más empuje y viabilidad en lo económico, social e infraestructura”, acotó.

Sin embargo, agregó que uno de los grandes retos del sector empresarial son los altos niveles de rotación de personal. En esta demarcación la pandemia ha dejado 18,000 empleos perdidos.

Antecedente

La alianza tiene como antecede el pronunciamiento que el 5 de noviembre del 2018 emitieron los gobernadores de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí –posteriormente se sumaría Jalisco–, planteando la creación de la primera región manufacturera del país, con la finalidad de crear una plataforma para promover la producción, logística, el comercio exterior, inversión, desarrollo social y empleabilidad.

Entre los primeros pasos que dieron forma a la alianza, es la conformación de ocho objetivos, 10 estrategias y 100 proyectos de vinculación entre las cinco entidades.

[email protected]