Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de la entidad llamó a los ciudadanos a no descuidar las medidas sanitarias contra Covid-19 durante las vacaciones de Semana Santa, porque una tercera ola de contagios complicaría la economía local y caerían las ventas en forma drástica, además, no conviene otro confinamiento de negocios, ya que se irían a la quiebra.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente del organismo, dijo que no es momento de bajar la guardia, y si los poblanos quieren salir del estado que lo hagan atendiendo las indicaciones de las autoridades, porque en diciembre se tuvo un rebrote de casos y las ventas cayeron 80% al verse obligados a cerrar por un mes los comercios no esenciales.

“La Iniciativa Privada (IP) quiere que haya más derrama económica en Semana Santa, se puede lograr siempre y cuando se acaten las normas sanitarias, porque de lo contrario otro golpe económico no lo van a resistir algunos empresarios que funcionan a medio gas”, ahondó.

Indicó que en lo que va del primer trimestre del año la economía local va mal, y el arranque del segundo puede traer más efectos negativos para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que están en una etapa de subsistencia y no generan empleos nuevos.

Estrategia con el gobierno

Con ese panorama, el dirigente pidió a las autoridades estatales y de los 217 municipios que vigilen que no haya un relajamiento social, porque al menos los empresarios cuidarán que en los negocios se acaten las medidas sanitarias.

Mencionó que los más de 26,000 socios están preocupados porque haya una tercera ola de Covid-19, porque a los primeros que repercute es a ellos, a quienes se les pide bajar cortina.

Rodríguez Pacheco convocó al gobierno del estado para hacer una estrategia juntos y que el impacto sea menor, “porque no dudamos que sí haya un alza de contagios, pero que no sea para detener las actividades de los empresarios”.

El CCE está llevando a cabo campañas de sanitización de taxis, pero no es suficiente si los ciudadanos no cooperan, y eso lo verán reflejado en las cifras de contagios, que en el caso de Puebla no bajan de 200 diarios, expuso.

Recordó que querían generar 10,000 empleos el último trimestre del año pasado, pero solo lograron 7,000; mientras entre enero y lo que va de marzo apenas lograron 500, ya que las inversiones previstas se aplazaron hasta después del primer trimestre del 2021.

Aseveró que falta disposición de los municipios para hacer acatar las medidas, ya que deben ser los ediles los primeros responsables en evitar el desbordamiento social.

estados@eleconomista.mx