Querétaro, Qro. Querétaro se encuentra listo para transitar el sistema de justicia laboral al Poder Judicial, que implicará la emisión de expedientes y planear la conformación del centro estatal de conciliación.

Sin embargo, aún hay diversos pendientes para materializar la transición, toda vez que todavía no se cuenta con el recurso para este proceso, expuso el secretario estatal del Trabajo, José Luis Aguilera Rico.

Con la nueva iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo, que plantea el grupo parlamentario de Movimiento Regeneración Nacional, el estado se encuentra en dos posiciones: la de entregar las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje (JLCA) al Poder Judicial y la de crear el centro estatal.

De acuerdo con el secretario, es la Federación a quien corresponde erogar el recurso para el centro estatal, por lo que se está a la espera de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) asigne un presupuesto para este fin, dado que los estados han planteado que no cuenta con recursos para este objetivo.

“Nosotros estamos esperando a que la SHCP abra presupuesto a nivel federal, todos los estados hemos declarado que no hay un recurso porque corresponde a la Federación el que se haga entrega de los documentos”, declaró.

Los secretarios estatales del Trabajo, dijo, han estimado que se requiere de 7,500 millones de pesos para llevar a cabo el proceso de transición que dicta la propuesta de reforma laboral.

Actualmente, el estado cuenta con 29,000 expedientes laborales, número que ha reportado una reducción de 35.5% en relación con los 49,000 expedientes que se contabilizaban en el 2015.

Aguilera Rico precisó que se vislumbra que la iniciativa sea aprobada en la Cámara de Diputados federal.

Requerimientos

El centro estatal de Querétaro requeriría de cerca de 140 trabajadores, el doble de los 70 que actualmente colaboran en las JLCA de la entidad.

En el nuevo centro se nombraría a una junta directiva y a un director general, previendo que en el centro se emplee a los actuales trabajadores de las JLCA.

“La propuesta es que se enviarían (a los trabajadores de las JLCA) al centro estatal, son plazas estatales, pero lo pueden determinar en la Federación la forma en que se estaría capacitando a la gente”, planteó.

Dentro del proceso de transición, en una primera instancia, se pasarían 29,000 expedientes al Poder Judicial o, como segunda opción, el estado se encargaría de concluir esos expedientes y el Judicial iniciaría desde cero casos.

“Estaríamos hablando de dos justicias laborales: el del caso que se inició hace 10 años, cuatro, tres años o un año; y a partir de que se apruebe la reforma, si se aprueba, a partir del siguiente día se estaría empezando el Poder Judicial con el expediente 001/ 2019 y yo me quedo con mis expedientes”, comentó.

En torno a la discusión de la nueva reforma laboral, José Luis Aguilera expresó que no se ha convocado a los secretarios estatales del ramo a foros de discusión.

[email protected]