Tijuana, BC. Líderes en el servicio de turismo en salud se reunieron en Tijuana, en donde crearon una mesa de trabajo para acordar una estrategia que permita al sector mantenerse como potencia, con más oferta de servicios de este tipo en el país.  

La Secretaría de Turismo del Estado (Secture) llevó a cabo un encuentro con líderes mundiales en cirugía bariátrica a través de una mesa de trabajo titulada “Medicina del turismo: calidad y seguridad en la cirugía bariátrica” con la finalidad de exponer temas y recomendaciones para la práctica segura del turismo médico. 

El coordinador de Turismo de Salud y Bienestar de Secture, Arón Ureña Zaragoza, explicó que, entre las recomendaciones que se emitieron, invariablemente los pacientes deben ser atendidos por cirujanos certificados y ellos tienen que buscar previamente lugares que cuenten con certificaciones hospitalarias como las del Consejo de Salubridad General y en su caso con certificaciones internacionales. 

En el tema expuesto, Ureña Zaragoza indicó que en Baja California, particularmente en la ciudad de Tijuana, se realizan procedimientos quirúrgicos muy seguros, por ello es importante que se sigan recomendando a los médicos y hospitales debidamente certificados del clúster de servicios de salud en la entidad. 

La intención de la reunión fue conciliar trabajos del gremio para impulsar el turismo de salud en el estado y mantener el liderazgo de la entidad en la oferta de servicios médicos no sólo a pacientes de otras regiones sino también de otros países.  

Por ejemplo, al menos seis de cada 10 pacientes del sector de turismo de salud son residentes de Estados Unidos; una marcada tendencia que apunta al crecimiento se perdió durante noviembre y diciembre pasado, la cual se pretende recuperar.  

Hace casi tres meses, cuando Estados Unidos cerró sus puertos de entrada en distintas ocasiones como una reacción a la llegada de migrantes, los turistas diariamente, pero sobre todo el fin de semana, cancelaron sus viajes y sus citas con los médicos.  

Al respecto, el presidente del Clúster de Salud de Baja California, Ricardo Vega, agregó que desde esos meses hasta enero, la visita de los pacientes cayeron estrepitosamente hasta en 70%, de los casos cuyo resultado fueron el de pérdidas económicas para el sector calculadas en al menos hasta 10,000 dólares por negocio.  

“En la ciudad hay médicos que atienden hasta 80 o 90% de pacientes estadounidenses o residentes allá y que se han visto afectados para venir a sus citas, hay cirugías canceladas, pacientes que no le dan seguimiento a su tratamiento que no pueden venir siquiera a comprar su medicamento por esta situación tan grave”, advirtió.  

Aún con lo ocurrido, dijo, el 2018 cerró con un crecimiento de 12% con respecto al 2017 y una derrama económica que alcanzó los 1,200 millones de dólares. 

“Aún con la incertidumbre de saber si la dinámica en la frontera será igual pensamos que podemos recuperarnos porque los pacientes regresan poco a poco”, pronunció.  

Una de las estrategias que ha funcionado tiene que ver con la promoción del sector en Estados Unidos, de donde proviene más de la mitad de los pacientes que llegan anualmente al estado, además de que los precios son hasta tres veces menos costosos. 

El último proyecto se trató de una plataforma digital para integrar a los médicos certificados para que su información sea difundida en ambos lados de la frontera, particularmente en la Unión Americana, que es de donde son la mayoría de los pacientes.  

Existe 60% de avance, además explicó que se trata de una herramienta que no sólo permitirá contar con información de interés para las personas que vengan en la búsqueda de servicios médicos, sino también los profesionistas del ramo. 

De acuerdo con Secture, la inversión en infraestructura del sector salud asciende a 800 millones de dólares destacándose la construcción de nuevas clínicas y hospitales, así como remodelaciones de inmuebles del giro. 

La dependencia estatal también precisó que el sector médico ha tenido un crecimiento en los últimos años de entre 10 y 12%, cuyo ingreso anual es entre los 800 y 1,200 millones de dólares. 

Las consultas dentales, las cirugías bariátricas, y plásticas, así como los servicios de oncología,  traumatología, medicina de la reproducción y oftalmología, son los que tienen una mayor demanda entre los residentes estadounidenses. 

[email protected]