Querétaro, Qro. La conformación de un clúster regional de energía surge como un proyecto naciente para los estados del Bajío.

Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí son las cuatro entidades que integrarían el organismo.

El proyecto es una de las vertientes del Corredor Central del Bajío, expuso la presidenta de la Comisión de Energía de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) delegación Querétaro, Elisa Ávila Requena.

“Nuestro proyecto magno es la creación de un clúster de energía, no sé si logre desarrollarlo en mi administración, pero la iniciativa es generar un clúster regional, partiendo del Corredor Central”, precisó.

La iniciativa, que parte de la comisión, se encuentra en fase inicial de planeación, previendo que se materialice a finales del 2018 e inicios del 2019.

La especialista planteó que la propuesta es resultado de la sinergia entre diversas instancias y la réplica de prácticas exitosas.

En su etapa de iniciación, se vaticina que el clúster pudiera arrancar con 50 empresas asentadas en las cuatro entidades.

La propuesta, explicó, es congregar a los diversos sectores que tienen injerencia en el proceso de generación de energía, desde el ámbito empresarial hasta el académico, centros de investigación e instancias gubernamentales, entre otros componentes.

“La idea del clúster es conformarlo de todos los actores que intervengan en la generación de energía, desde los materiales, hasta quien brinda el servicio, quien genera energía; estimo que el clúster tendría que estarse arrancando con no menos de 50 empresas, estamos trabajando con la parte académica”, dijo Ávila Requena.

Actualmente, se trabaja la propuesta por medio de alianzas con centros de investigación, a fin de configurar esquemas de integración.

La actividad económica de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final en el Bajío aumentó 9.9% a tasa anual en el periodo enero-septiembre del 2017, tras registrar una caída de 0.2% en igual lapso del 2016, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Cinergia UG

Entre los estados del Bajío, Guanajuato avanza las iniciativas para generar organismos especializados en el sector de energía.

Por ello, el Centro Mexicano de Energías Renovables (Cemer) se ha convertido en el Centro Interinstitucional de Energía de la Universidad de Guanajuato (Cinergia UG), de acuerdo con información de la institución.

Cinergia UG nace de la idea inicial de conformar un centro tecnológico especializado en la investigación aplicada, el desarrollo y fomento de las energías renovables.

Cemer se constituyó como una sociedad civil, como iniciativa de la administración municipal de Salamanca, gobierno del estado y la Universidad de Guanajuato.

La transformación implica ampliar, construir y equipar el centro, según el rector del Campus Irapuato-Salamanca, de la Universidad de Guanajuato, Armando Gallegos Muñoz.

“Lo que hemos identificado como el Cemer ha tenido una injerencia importante y un trabajo muy destacado con profesores y estudiantes, a la vista están los resultados. No obstante, necesitamos esforzarnos más. Estamos hablando de un organismo que integra esfuerzos institucionales, los gobiernos estatal y municipal y la Universidad de Guanajuato”, refirió.

Para ampliar la capacidad del centro, la administración de Salamanca aportó 1.5 millones de pesos; se concibe que la universidad también aportará recursos y se gestionarán más fondos ante el estado.

De igual modo, se anunció que para impulsar el Guanajuato Tecno Parque (GTP), éste se redimensionará y con el apoyo del gobierno estatal, se convertirá en UG Innova Tecno Parque.

GTP surgió como un promotor de la innovación y gestión del flujo de conocimiento y tecnología entre universidades, instituciones y empresas.

Apremia uso de energías limpias

Con la implementación de la Ley de Transición Energética (LTE), se apremia el cumplimiento de metas en el porcentaje de participación de las energías limpias.

La LTE establece una participación mínima de energías limpias en la generación eléctrica de 25% para el año 2018. Mientras que hacia el 2021 se estima de 30% y al 2050 se ha fijado el objetivo de 50% de contribución, externó el director de Expedición y Administración de Certificados de Energías Limpias (CEL), Alberto Campos Osorio.

En este contexto, agregó que el CEL es emitido por la Comisión Reguladora de Energía y acredita la producción de un monto determinado de energía eléctrica a partir de fuentes limpias.

Los certificados los obtienen los generadores limpios, a partir de la Ley de Industria Eléctrica. Explicó que los certificados se otorgan electrónicos, sistema por medio del cual se verifica el cumplimiento de obligaciones.

La Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) trabaja en el desarrollo de estrategias que potencien la eficiencia energética.

Así lo acentuó el director de Grandes Usuarios de Energía y Sistemas de Gestión de la Energía de la Conuee, Noé Villegas Alcántar, quien adicionó que en la publicación de la Ley de Transición Energética —diciembre del 2015— y del reglamento —mayo del 2017—, se define al usuario de patrón de alto consumo, que consiste en una instalación (fábrica) que tiene un rango de consumo muy elevado.

“La Ley de Transición Energética fue la joya de la corona de la Reforma Energética; salió publicada el 24 de diciembre del 2015”, afirmó.

Las instalaciones tienen que proporcionar información a la Conuee, reportando medidas de eficiencia energética que hayan implementado y el impacto económico y energético de esas medidas.

Con esta información se generan acciones para incrementar la eficiencia energética y promover sistemas de gestiones de energía.