Cancún, Qroo. La empresa Sedirsa revivió el proyecto de construir en Cancún una central de combustibles que abastezca de turbosina al aeropuerto internacional de la ciudad, así como los 1.3 millones de barriles de gasolina y diésel que consume al mes todo Quintana Roo. El costo estimado de la infraestructura requerida es de 220 millones de dólares.

El proyecto se denomina Terminal de Abasto y Reparto del Caribe y prevé la construcción de una terminal de atraque distante (mar adentro) en aguas de Puerto Morelos, alcaldía de Benito Juárez (Cancún), desde donde recibiría buques cargueros de combustible procedentes de Puerto Progreso, Yucatán.

La Manifestación de Impacto Ambiental fue ingresada apenas el 18 de septiembre a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y espera su aprobación en un plazo de dos meses.

En el apartado de información general, el documento en manos de El Economista, establece que el proyecto consiste en la construcción de una terminal para la descarga, almacenamiento y redistribución de combustible: gasolina Pemex-Premium, Magna, diésel y turbosina.

El sistema de transporte estará abastecido desde el mar por medio de buque-tanques que atracarán en una terminal costa afuera en la modalidad de ‘duques de alba’, donde estarán instaladas cuatro líneas de recepción y transporte, que seguirán una trayectoria hasta la Terminal de Abasto y Reparto tierra adentro en la alcaldía de Puerto Morelos, donde se instalarán tanques de almacenaje para 15.3 millones de barriles de combustible .

Estas estructuras de atraque distante se ubicarán mar adentro a 4.7 kilómetros del muelle actual de Puerto Morelos, donde se alcanza la profundidad requerida para las maniobras de descarga de los buque-tanques. Para enviar el producto a la zona de descarga, se utilizará ductos que seguirán el trazo natural del canal hasta el muelle y, de ahí, a la estación Terminal de Abasto y Reparto del Caribe , agrega el documento.

En su tramo marino, los cuatro ductos que se prevén instalar tendrán una longitud de 4.72 kilómetros, mientras que en el tramo terrestre se extenderán a lo largo de 5.46 kilómetros, desde el muelle de Puerto Morelos hasta los tanques de almacenaje.

El promovente (Sedirsa, Promotora SAPI de CV) asegura que se trata de una infraestructura que aporta soluciones eficientes a la problemática de traslado de productos.

SISTEMA ACTUAL, INEFICIENTE

Aduce que el actual esquema de distribución de combustible a Quintana Roo es ineficiente y costoso, pues implica el traslado del producto vía marítima a través de un buque-tanque desde Coatzacoalcos hasta Puerto Progreso, Yucatán, desde donde se distribuye vía carretera a los puntos de consumo final en Cancún, Playa del Carmen y Chetumal, que representa la circulación diaria de hasta 400 autotanques por todo el estado.

jvazquez@eleconomista.com.mx