Puebla, Pue. En el Congreso del Estado se presenta una iniciativa para impedir que la empresa Agua de Puebla, que tiene la concesión del servicio, lleva a cabo cortes del suministro y de drenaje por adeudos, además que no se uso la fuerza pública para presionar a los usuarios en morosidad.

Este miércoles en sesión de la comisión permanente del poder legislativo, los diputados del partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla y de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, hicieron la propuesta para modificar la Ley del Agua para el Estado de Puebla, por considerar que es un derecho humano el acceder al vital líquido y que por temas de sanidad tampoco se pueden cerrar los drenajes por el incumplimiento en pagos.

Biestro Medinilla explicó que las reformas al artículo 5 y 23 de la ley mencionada derivaron de una reunión con asociaciones y habitantes de área metropolitana que les pidieron resolver ese tema, por considerar que hay arbitrariedades por parte de la concesionaria.

Puntualizó que esta propuesta no generará que aumente la cartera de morosidad, pero sí debe obligar a la empresa que aclare las tarifas que tiene sobre el servicio, porque es una queja constante de usuarios que se hayan elevado en forma excesiva durante los más de cuatro años al frente de la administración.

Comentó que a la fecha no ve una mejora sobre la calidad del agua como se prometió cuando Agua de Puebla obtuvo la concesión, además que el suministro está limitado en diversas colonias sobre todo populares.

Sobre el retiro de la concesión, reiteró que harán mesas de trabajo sobre la materia, donde asistirán quienes están a favor y en contra; sin embargo no quiso decir si en lo que resta del presente año se cancelará, porque implica un proceso de estudio y ver la factibilidad de la decisión que se tome en el poder legislativo.

Merino Escamilla dijo que la propuesta también implica que la empresa no puede aplicar una restricción sobre 300 litros diarios a los usuarios para el reclamo de adeudos, por ello espera que los diputados se sumen a la propuesta para garantizar a los poblanos el suministro del agua, porque —insistió— es un derecho.

La iniciativa fue turnada a comisiones para su estudio y aprobación y para después ser sometida a votación en la próxima sesión del Congreso local, donde al parecer tendrá el apoyo de todas las bancadas.