En los últimos meses ha crecido la instalación de estaciones de servicio de gasolina en diversos puntos de la zona metropolitana y en la capital queretana, incluso en lugares riesgosos, pues se han detectado que hay proyectos de instalación en las cercanías de escuelas o guarderías.

Ante esta situación, empresarios del sector energético, como Grupo Perc, están buscando acercamientos con autoridades de los municipios de Corregidora, Querétaro y El Marqués para que se trabaje en la regulación de la instalación de gasolineras.

Simplemente para poner las reglas del juego y que sean parejas para todos, y no tener dos o tres estaciones, una pegada con otra, como ha pasado en muchos lados, ya que también se trata de que la competencia sea más pareja entre los empresarios del sector , explicó Ricardo Pereda López, presidente del Grupo Perc, empresa dedicada a la administración y distribución de energéticos.

Esta apertura de estaciones de servicio sin una orden está generando serios problemas a la competencia entre los diferentes grupos de gasolineras.

Falta de regulación

En los municipios de la zona metropolitana no hay una regulación por parte del gobierno para moderar o reglamentar la instalación de las gasolineras, lo cual ocasiona que haya hasta dos estaciones de servicio en distancias muy cortas.

El Director de Grupo Perc argumentó que hoy se abren las estaciones casi en cualquier parte, sin que se tenga en cuenta la presencia y la viabilidad de éstas. El problema es que muchas veces uno no sabe que se pondrá el otro, ambos vemos el nicho de mercado y cuando uno compra el terreno inicia el trámite de permisos, después se da cuenta que alguien más pensó lo mismo , destacó.

Revisión

En el gobierno municipal de Querétaro no existe una regulación que evite que las gasolineras se establezcan una seguida de otra, lo que se hace como un esfuerzo para evitar esta aglomeración de estaciones es revisar los usos de suelo, para que las estaciones de servicio estén con los documentos en regla para su operación y, en la medida de lo posible, evitar que se instalen más gasolineras.

Aunque no hay una ley que avale la negativa de dar autorizaciones para la apertura de estaciones de servicio, hay acercamientos con los propietarios de los predios haciéndoles entender que hay una gasolinera cerca y que no les convendría instalarla, porque estarían afectando su negocio si ponen una estación cerca de la otra , explicó Marco del Prete, secretario municipal de Desarrollo Sustentable.

En cuanto a la presentación de documentos que avale la construcción de las gasolineras, el gobierno no puede negar la autorización de uso de suelo cuando todo está en orden y es este dictamen el que presenta el empresario a Pemex para que se dé la concesión. Sí hay un contacto con los inversionistas para charlar previo a la construcción, por lo que se analiza caso por caso para determinar si se da o no el dictamen del uso de suelo.